Nuevo enfrentamiento entre la policía israelí y palestinos en la mezquita de Al-Aqsa

·4 min de lectura

Un nuevo enfrentamiento entre la policía israelí y palestinos en la mezquita de Al-Aqsa dejó un saldo de 17 heridos y 9 detenciones. Este nuevo episodio de violencia generó temor ante una posible toma del recinto por parte de Israel. Todo esto, en un momento en el que coinciden por primera vez en 33 años las celebraciones religiosas de los musulmanes, cristianos y judíos.

A primera hora de este domingo 17 de abril, agentes israelíes irrumpieron en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, para facilitar la visita rutinaria de los judíos al lugar sagrado. Esto, a pesar de que no pueden rezar en este Templo en virtud a unos acuerdos alcanzados hace tiempo.

Este nuevo enfrentamiento se saldó con 17 heridos, entre ellos cinco personas que fueron hospitalizadas, según el servicio médico de la Media Luna Roja palestina. Además, nueve personas quedaron detenidas.

La policía israelí acusó a los palestinos de "profanar y profanar" un lugar sagrado. Dijo que los palestinos habían hecho acopio de piedras y habían levantado barreras en previsión de la violencia, mientras que los funcionarios palestinos acusaron a Israel de “intentar dividir el sensible lugar sagrado”.

En los vídeos que circularon por las redes sociales se ve a los agentes de la policía utilizando porras para someter a los palestinos detenidos y desalojar a los religiosos de la explanada.

Además, en uno de los videos un agente golpea a un palestino aparentemente desarmado, por lo que los policías israelíes han recibido acusaciones de abuso policial.

Nabil Abu Rdeneh, portavoz del presidente palestino Mahmud Abbas, consideró que lo ocurrido “es una peligrosa escalada, cuyas repercusiones deben ser asumidas únicamente por el gobierno israelí".

Estos disturbios se produjeron dos días después de los enfrentamientos con palestinos en el mismo lugar y en un momento en el que coincidió por primera vez en 33 años la Semana Santa cristiana, el mes sagrado musulmán del Ramadán y la semana de Pascua judía.

Temor ante una posible toma del recinto de la mezquita de Al-Aqsa por parte de Israel

Tras una evaluación de la situación con altos cargos de Defensa, el primer ministro de Israel, Naftali Bennett, ordenó más seguridad en los autobuses públicos que se dirigen a la Ciudad Vieja.

"Estamos trabajando para calmar las cosas, por un lado, y estamos tomando medidas enérgicas contra los individuos violentos, por otro", explicó el político.

Estas prácticas han alimentado la preocupación entre los palestinos de que Israel esté tramando la toma del recinto de la mezquita de Al-Aqsa o su división, algo que Israel niega.

De hecho, las autoridades israelíes dicen estar comprometidas con el mantenimiento del status quo, que prohíbe a los judíos rezar en esta mezquita. Sin embargo, en los últimos años grandes grupos de judíos nacionalistas y religiosos han visitado regularmente el lugar con escolta policial, algo que los palestinos consideran una provocación.

Jordania, que actúa como custodio del lugar sagrado, emitió un comunicado condenando las acciones de Israel, ya que socava "todos los esfuerzos realizados para mantener la calma general y evitar la escalada de violencia que amenaza la seguridad y la paz".

Israel vs Palestina

El pasado viernes, 152 palestinos y 3 agentes israelíes quedaron heridos luego de que se produjera el choque más violento entre israelíes y palestinos en lo que va de este 2022 en la Explanada de las Mezquitas.

Entre esta semana y la pasada, fuerzas israelíes mataron a más de una decena de palestinos -entre ellos un abogado, varios menores y una mujer desarmada- en Cisjordania ocupada, tras incidentes violentos y operaciones de arresto del Ejército.

Entre fines de marzo e inicios de abril, 14 personas perdieron la vida en cuatro atentados en Israel.

Ante la escalada de violencia, Israel aumentó su alerta de seguridad, pues muchos temen una dinámica de conflicto parecida a la del año pasado, cuando protestas y fuertes choques en Jerusalén derivaron en una dura escalada bélica entre Israel y las milicias palestinas de Gaza.

El conflicto entre Israel y Palestina radica desde 1967, cuando Israel capturó el este de Jerusalén, que incluye la Ciudad Vieja, junto con Cisjordania y Gaza, aunque la medida no ha sido reconocida internacionalmente. Ahora, los palestinos exigen un futuro Estado en los tres territorios.

Con Efe y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente