Un enfadado Alberto de Mónaco desmiente los rumores de crisis con Charlene

·2 min de lectura
Alberto y Charlene de Monaco, en una imagen de archivo. (Photo: Stephane Cardinale - Corbis via Corbis via Getty Images)
Alberto y Charlene de Monaco, en una imagen de archivo. (Photo: Stephane Cardinale - Corbis via Corbis via Getty Images)

Después de más de tres meses en Sudáfrica, incesantes rumores de crisis y las fotos de un extraño reencuentro entre Charlene de Mónaco y sus hijos y marido, el desconcierto continúa.

Los expertos dan por terminado el matrimonio entre Alberto y Charlene, pero los canales oficiales de los Grimaldi siguen manteniendo que la grave infección de nariz, garganta y oído que sufre la princesa es lo que la retiene en su país natal.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Alberto de Mónaco, que ya se había pronunciado sobre la enfermedad de la mujer asegurando que volverá a casa en cuanto las condiciones lo permitan, ha concedido una entrevista a la revista People para desmentir las informaciones que se han publicado en los últimos meses sobre su mujer.

″¡No se fue de Mónaco enfadada!”, ha remarcado el monarca, que ha insistido en que la razón por la que la princesa viajó a Sudáfrica era revisar el trabajo de su Fundación y visitar su hermano y a algunos amigos. “Se suponía que solo iba a estar allí una semana, un máximo de diez dias, pero surgieron complicaciones médicas debido a la infección que sufre”, añadió el hijo de Grace Kelly.

Ante las preguntas de la publicación, ha seguido insistiendo: “Ella no se exilió. Fue solamente un problema médico que debía tratarse”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El soberano monegasco ha reconocido en la entrevista que, si llega a saber el torbellino que se ha montado, habría abordado mucho antes los rumores de crisis para desmentirlos. Según él, no lo hizo porque estaba demasiado ocupado cuidando de sus hijos, los gemelos Jacques y Gabriella.

“Malinterpretar las cosas siempre es perjudicial... Somos un blanco fácil, fácil de atacar, porque estamos en el punto de mira”, ha declarado el monarca, reconociendo que tanto él como su mujer habían sufrido por estas informaciones.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente