Enel invertirá 170.000 millones hasta 2030 y abandonará el gas en 2040

·4 min de lectura

Milán (Italia), 24 nov (EFE).- El grupo energético italiano Enel, matriz de Endesa y con importante presencia en América Latina, ha anunciado hoy que incrementará un 6 % sus inversiones directas hasta 2030 para llegar a los 170.000 millones de euros, 10.000 millones más que los contemplados en el plan de 2021-2030 presentado el pasado año, y de estos 140.000 millones irán a renovables y redes.

"Esta es la década de la electrificación", ha dicho el consejero delegado de Enel, Francesco Starace, en la presentación al mercado del plan estratégico del grupo 2022-2024 y la actualización de los objetivos para 2030.

Ha explicado que Enel abandonará la generación eléctrica de gas en 2040 y de carbón para 2027, y sustituirá su cartera termoeléctrica con nueva capacidad renovable y soluciones híbridas de almacenamiento de energías renovables.

Como consecuencia, su filial Endesa dejará todo su negocio de gas para 2040, tanto el de comercialización, en el que es el segundo operador del mercado español y tiene 1,6 millones de clientes, como la producción en ciclos combinados, para la que cuenta con 2.969 megavatios (MW) de potencia instalada en España y Portugal.

Starace ha revelado que la salida del negocio del gas en España será un cambio paulatino que se hará con consenso y seguirán dando gas a sus clientes hasta que cambien de idea, pero matizó: "Cuanto antes salgamos del gas, mejor".

Además, ha señalado que en dos décadas va a haber muy pocos europeos que van a usar el gas porque se habrán pasado a la electricidad y ha remarcado que la dependencia de este hidrocarburo y la "locura" que han alcanzado sus precios hacen que "cuanto antes" se produzca esa salida mejor será.

El plan de Enel anticipa en diez años el compromiso de cero emisiones, de 2050 a 2040, tanto para las emisiones directas como indirectas, sin recurrir a medidas compensatorias, como las tecnologías de eliminación de CO2 o soluciones basadas en la naturaleza.

Entre 2021 y 2030 quiere movilizar inversiones por un valor total de 210.000 millones de euros, de los que 170.000 millones de euros serán directas y los otros 40.000 millones de euros, catalizados por terceros.

De estos 170.000 millones, 160.000 millones serán invertidos a través del modelo de negocio tradicional, que Enel denomina 'Ownership', y casi la mitad (unos 70.000 millones de euros) se dedicarán a renovables; la misma cantidad reservada para el negocio de infraestructuras y redes, lo que supone un aumento de 10.000 millones de euros en comparación con el plan anterior, que estarán concentrados sobre todo en Europa.

Los otros 10.000 millones restantes saldrán del modelo de negocio 'Stewardship', mediante inyecciones de capital y adquisiciones de participaciones minoritarias.

Para 2022-2024, las inversiones de Enel serán de unos 45.000 millones de euros, de los que alrededor de 43.000 millones procederán del modelo 'Ownership', y otros 2.000 millones del 'Stewardship', a los que se podrán sumar otros 8.000 millones de euros de inversiones de terceros.

En España y Portugal, donde Enel opera con su filial Endesa, las inversiones alcanzarán los 7.500 millones entre 2022-2024, un 5 % menos que los 7.900 millones de euros anunciados el pasado año en el plan 2021-2023, y representarán el 18 % del total.

Las renovables se llevarán 3.100 millones, mientras que 2.900 millones serán para infraestructuras y redes, y 300 millones irán para la generación convencional.

América Latina tendrá el 23 % de las inversiones totales: 9.800 millones entre 2022 y 2024, un 3 % menos que los 10.100 millones de euros previstos para el continente en el plan 2021-2023, de los que 4.300 millones irán para renovables y 3.700 millones a infraestructuras.

El director financiero del grupo Enel, Alberto De Paoli, ha destacado el potencial de la región y reiterado el interés en el continente, pero ha lamentado el problema de devaluación de la divisa y avisado de que las distintas elecciones que se celebrarán próximamente en países como Chile, Brasil o Argentina pueden tener un impacto en el negocio.

En cuanto a los objetivos financieros, el resultado neto ordinario aumentará más de un 20 %, hasta alcanzar entre 6.700 millones y 6.900 millones en 2024, y el resultado bruto operativo (ebitda) ordinario se situará entre 21.000 millones y 21.600 millones de euros en 2024, un 12 % más con respecto a los entre 18.700 millones y 19.300 millones con los que Enel cerrará 2021.

El dividendo por acción será de 43 céntimos en 2024, frente a los 38 de este año, un 13 % más.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente