Así han cambiado las tornas en las encuestas para el 4-M tras la primera semana de campaña

Endika Nuñez
·4 min de lectura

La izquierda, el bloque formado por PSOE, Más Madrid y UP, tiene complicado ganar las próximas elecciones en Madrid, aunque habrá que esperar algunos días más para ver si el cambio del marco del debate público –tras situaciones como la del polémico debate en la Cadena SER—mejora las opciones del bloque progresista.

Por ahora, las encuestas dibujan un escenario donde la izquierda parte con desventaja. La mayoría de las encuestas publicadas apuntan en la misma dirección y el PP de Isabel Díaz Ayuso sería primera fuerza política con el 41% de los votos, según el promedio de encuestas de TheElectoralReport. Le seguiría un PSOE que pierde fieles, pasando del 27% a mediados de marzo al 23,2% actual, en favor de Más Madrid, que con el 13,8% (+2,5 puntos desde inicios de abril) escala posiciones hasta consolidarse en tercero en votos.

De esta manera, el partido liderado por Mónica García se aleja de Vox, tras estar empatados en torno al 11% del voto a finales de marzo. El partido de ultraderecha ha conseguido estabilizarse en torno al 9%, después de perder a 1 de cada 3 votantes de 2019, que aseguran que, en esta ocasión, optarían por los populares, según el CIS ‘flash’ de abril.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Unidas Podemos se mantiene estable ligeramente por debajo del 8% pero consigue salvar la barrera del 5% con la incorporación de Pablo Iglesias a liderar la candidatura. De este modo, los morados se alejan de perder la representación en la Asamblea de Madrid, un peligro destacado cuando Ayuso convocó las elecciones a principios de marzo de manera sorpresiva.

En última posición estaría Ciudadanos, que a pesar del esfuerzo de Edmundo Bal de mantener su base electoral de hace dos años, estaría más cerca del 4% que de superar el umbral mínimo que les garantizaría representación en la cámara madrileña.

Esta es la fotografía actual de las encuestas, que más allá de la recuperación de Más Madrid a costa de la paulatina caída del PSOE, no se vislumbran grandes cambios en intención de voto a lo largo de la carrera electoral.

Pero la izquierda mantiene una esperanza. Un aumento de la movilización del potencial votante progresista después de la polémica surgida a raíz de las amenazas que han recibido el exvicepresidente y actual candidato de UP a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlasca, la ministra de Industria, María Reyes Maroto o la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

En este sentido, cabe esperar nuevas encuestas, que se publicarán a lo largo de la semana y habrá que ver cómo afectan los mencionados incidentes en la evolución de la carrera electoral. De momento, tan sólo una encuesta de NC Report/La Razón, realizado entre el 21 y 24 de abril, recoge parte del efecto que podría haberse producido después de que Pablo Iglesias decidiera abandonar el debate de la Cadena SER tras la negativa de Roció Monasterio a retractarse de sus palabras que cuestionaban la veracidad de la amenaza a muerte recibida por el candidato de UP.

Esta encuesta apunta a una ligera recuperación de la izquierda, que podría mejorar en torno a 2 puntos porcentuales y colocarse con alrededor del 46% de voto frente al 53% de la derecha (PP, Cs y Vox), siendo esto insuficiente para la consecución de una mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

De hecho, si profundizamos en las opciones que tendría la izquierda de superar la mayoría absoluta de los 69 escaños, tan sólo en 1 de cada 10 ocasiones (9% de probabilidad) podría conseguirlo, frente al 7 de cada 8 ocasiones (87% de probabilidad) de opciones que mantiene el bloque de la derecha.

Esto se consigue tras agregar la incertidumbre –basada en los errores históricos de las encuestas—y simular 10.000 elecciones. La idea principal es ver cuántas veces ocurre cada escenario en el modelo y observar diferentes posibilidades de cara al 4 de mayo.

Por ejemplo, la mayoría absoluta de PP y Vox ocurriría en 7 de cada 10 ocasiones (70% de probabilidades). Por otro lado, en 1 de cada 4 ocasiones (25%) ni la izquierda ni la suma de PP y Vox conseguiría los 69 escaños para formar gobierno y 7 de cada 100 veces (7%) Cs sería decisivo en la formación del nuevo ejecutivo regional.

Como siempre, cabe destacar que aun quedan días por delante y se preveen algunos cambios que puedan alterar las posibilidades de unos o de otros, a pesar de que no todos parten con las mismas opciones.

VER VÍDEO | Ayuso aspira a un Gobierno "monocolor" con posibles fichajes de Vox y Cs

Más historias que te pueden interesar: