Encuentran virus del Ébola en el semen de supervivientes dos años más tarde

Vista de la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital Carlos III de Madrid destinada a atender casos infecciosos de gran complejidad, como el de los enfermos de ébola en el 2014. EFE/Archivo
Vista de la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital Carlos III de Madrid destinada a atender casos infecciosos de gran complejidad, como el de los enfermos de ébola en el 2014. EFE/Archivo

Cuanto más se estudian los efectos de la última epidemia de Ébola, peores noticias se encuentran. En un artículo reciente se explica que partículas del virus siguen apareciendo en el semen de pacientes dos años después de haberse “curado” de la infección. Y lo que esto significa es preocupante.

Antes de seguir con los datos científicos, merece la pena templar un poco las cosas. El hecho de que aparezcan virus en el semen de pacientes ya curados no significa que estas mismas personas puedan contagiar a otras. No hay evidencias de transmisión sexual del Ébola por parte de estos pacientes. Por desgracia, tampoco se puede descartar.

[Te puede interesar: ¿Por qué no todos los afectados de Ébola sangran por todos sus orificios?]

Entremos en el detalle del trabajo. Los investigadores ha decidido comprobar una posibilidad: si las personas infectadas por Ébola dejaban de estarlo. Es decir, si estaban libres del virus. Y para ello han estudiado todos los fluidos que puedan suponer una vía de contagio.

Al realizar el estudio en el semen de pacientes recuperados de la enfermedad, encontraron que en algunos aparecían virus hasta dos años después de sufrir el contagio y la enfermedad. En concreto, 13 de los 149 hombres que participaron en el estudio seguían produciendo el virus.

Puede parecer un número muy bajo – no llega a un 9% – pero esa no es la cuestión. No lo es, porque los investigadores encontraron otro dato más preocupante: dos de los 13 pacientes que aún generaban virus habían dado resultados negativos en anteriores muestras de semen.

Es decir, que la presencia del virus no es constante. La producción de ARN del virus – su genoma, que es lo que se detecta en estos análisis – es intermitente. Y no se sabe por qué, aún.

[Te puede interesar: Alertan de un síndrome post-Ébola que empeora gradualmente la salud de los supervivientes]

Sí se conocen algunas características que tienen en común todos aquellos que han dado positivo en este estudio. Son de mayor edad que el resto, y muchos presentan problemas graves de visión. Esto permite hacer algunas especulaciones – que una mayor edad hace que el sistema inmune no pueda luchar tan bien contra el virus, que los efectos de la infección crónica afecta a la vista porque el virus se “esconda” ahí – pero no son más que eso, especulaciones.

Lo que sí queda claro es que las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la OMS, deben actualizarse. Hasta ahora se aconsejaba a aquellas personas que sufrían la enfermedad que redujesen su actividad sexual, y de hecho la cesasen completamente. A partir de ahora, la solución pasará por la abstinencia… y que los investigadores sigan con su trabajo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente