Encuentran en un registro policial en Málaga todos estos coches de lujo

·2 min de lectura
Photo credit: Policía Nacional
Photo credit: Policía Nacional

Blanqueaban dinero procedente del tráfico de drogas a través de un entramado empresarial dedicado a la compraventa de coches de lujo localizado en Marbella. Se trata de una banda criminal cuyo máximo responsable ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional en colaboración con la Policía Federal Belga y EUROPOL.

La banda operaba desde Marbella, aunque la investigación en España se inició tras una operación de la policía belga realizada a principios de año en la región de Amberes contra una organización dedicada al tráfico de drogas. Gracias a esa operación se decomisó información bancaria y financiera, que permitió conocer datos sobre una organización ubicada en España y dedicada al blanqueo de fondos procedentes de la droga.

Coches de alta gama

Poco después, tras varias gestiones los agentes llevaron a cabo cuatro registros en la provincia de Málaga, entre ellos el domicilio del principal implicado y varios miembros más de la banda. También en un local comercial desde donde vendían los vehículos.

La Policía estaba sobre aviso porque el cabecilla era considerado especialmente peligroso por las autoridades policiales. De hecho durante los registros, se le incautaron cuatro armas de fuego, 45.000 euros en efectivo, varios coches de alta gama y numerosos relojes y joyas de alto valor, así como un inmueble valorado en más de 600.000 euros.

Esta operación ha durado más de dos años y se han intervenido bienes por valor de más de 2.300.000 de euros, aunque las cantidades blanqueadas a través de esta organización serían mucho mayores aseguran las autoridades. El detenido en España está a la espera de ser extraditado a Bélgica.

El grupo criminal ahora desarticulado ofrecía a organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas servicios de blanqueo de capitales mediante la adquisición de vehículos de lujo, muchas veces superiores a los 100.000 euros, así convertían el dinero en lícito.

Posteriormente los coches eran exportados a otros países como España, donde en muchos casos eran rematriculados y ofrecidos también para alquiler o venta. En las imágenes se aprecian coches de marcas como Mercedes, Jeep o Volkswagen.