El encontronazo entre Carmen Calvo y Álvarez de Toledo en plena sesión de control: "Le pido desde su altura inalcanzable..."

Alfredo Pascual
Carmen Calvo y Álvarez de Toledo

La sesión de control de este miércoles ha dejado un intenso encontronazo entre la portavoz del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo

Cuando le ha llegado el turno a Álvarez de Toledo, le ha preguntado si “la comedia progresista” había terminado. “No le da personalmente vergüenza”, ha añadido la portavoz.

Calvo le ha respondido con contundencia: “No he ido a ninguna comedia, me reformula la pregunta”.

Entonces, tras asegurarle que “esperaba que no la contestaría, pero no que no la entendiera” y provocar la risas en la bancada ‘popular’ ha llegado la enumeración de lo que, para ella, ha hecho Calvo y el PSOE desde las pasadas elecciones y de lo que es su progresismo. 

″¿Es progresista o constitucionalista llegar al gobierno con un preso por golpismo y prófugo de la justicia? ¿Es progresista gobernar en la diputación de Barcelona con el Le Pen español? ¿Es progresista llegar al gobierno en Navarro con alguien que justifica el asesinato político? ¿Es progresista defender una iniciativa que equipara las víctimas con los verdugos? No, son ustedes profundamente reaccionarios. La farsa no acaba ahí”, ha relatado Álvarez de Toledo.

Además, le ha achacado que solo hubiera tenido diez reuniones en cinco meses. “Qué esfuerzo”, ha dicho con ironía, antes de hacerle un vaticinio: “A ustedes les va a ir muchísimo peor de lo que sus Redondos [en referencia a Iván Redondo] les susurran”.

Tras esas palabras, el turno de palabra le ha llegado a Calvo, que ha respondido enumerando también los problemas que han aflorado en el PP en los últimos años.

“Un gobierno progresista no es aquel que tiene que caer por corrupción en una sentencia mediante una moción de censura, tampoco una fábrica de desapego y de independentismo contra la unidad de España. No están en condiciones de garantizar la unidad de este país, se acabó esa farsa. Un gobierno progresista tampoco es el que hace recaer sobre las clases trabajadores y medias las subidas de impuestos”, ha afirmado. 

En dos ocasiones de su intervención, ha destacado, según Calvo, el supuesto ego de la portavoz del PP: “Le pido desde su altura inalcanzable que nos mire abajo a unos socialistas que desde hace 40 años hemos contribuido al final de la dictadura y a mantener la constitución de este país y las políticas que hacen la paz social a través de la igualdad”.

En ese momento, la socialista ha ido subiendo el tono para definir lo que es un gobierno progresista y le ha terminado por recordar que ha tenido que pactar con Vox y Ciudadanos un “gobierno de perdedores”.