Encerrado por ser gay: la historia de resiliencia del violinista prodigio Aaron Lee

·1 min de lectura
Aaron Lee posa con su violín en una calle del centro de Madrid. (Photo: SERGI GONZÁLEZ)
Aaron Lee posa con su violín en una calle del centro de Madrid. (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

La palabra ‘orgullo’ se repite varias veces durante la conversación con Aaron Lee (Madrid, 1988), pero no con el significado de ‘sentimiento de satisfacción’, sino con el de ‘amor propio’ o incluso el de ‘arrogancia y vanidad que suele conllevar sentimiento de superioridad’. Lee habla del “orgullo” que lo disuadió de pedir ayuda cuando sus padres lo repudiaron por ser gay, del “orgullo” que hizo que nunca se sintiera un mendigo aunque tocara el violín en la calle para sobrevivir, y del “orgullo” que todavía hoy impide a su padre pedirle perdón por haberle golpeado, amenazado, secuestrado y echado de casa sólo por ser quien es.

La vida de Aaron Lee nunca fue ‘normal’, pero hasta los 15 años podría considerarse envidiable. Hijo de una familia de músicos profesionales surcoreanos, Lee se crió en Barcelona en un hogar “bohemio” pero muy religioso en el que se hablaban varios idiomas a la vez, entre ellos catalán, coreano y castellano. Con 4 años empezó a tocar el piano, con 9 el violín, y con 10 se mudó con su familia a Madrid. Ya en el instituto entendió lo que es sufrir bullying por “chino”, “marica” y “catalán”.

A los 16 años entró a la Universidad, mientras lo compaginaba con el Bachillerato. Por las mañanas iba al instituto y, de ahí, al Conservatorio Superior, donde se quedaba hasta las nueve o las diez de la noche. A los 17 años decidió salir del armario con su familia, y a partir de ahí empezó la verdadera pesadilla en casa. Primero fueron las amenazas, la represión y las visitas a un médico para que le “curara” la homosexualidad. Luego, y puesto que ese médico no veía en Lee ninguna enfermedad, s...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente