En una Cuba confinada, el futuro se sueña desde las azoteas

Son días de calor y poca lluvia en La Habana. Cuando el viento refresca la tarde, William desenfunda el violín, Leydi la espada y Adrián la colchoneta. Mientras la pandemia no los deje salir, ellos persiguen sus sueños a puerta cerrada.