En Malaui, los nios rastafari retoman el camino de la escuela pblica

Por Jack McBrams
1 / 2
Ezaius Mkandawire recoge a su hijo Uhuru en una escuela privada en Lilongwe, en Malaui, el 30 de enero de 2020

En su escuela primaria en Blantire, Makeda Mbewe, de 8 aos, se distingue fcilmente por sus rastas. Obligada durante dos aos a ser educada en casa debido a su peinado, finalmente ha podido sentarse con los otros nios.

Su cabellera fue el objeto de una decisin histrica dictada por el Tribunal Superior de Malaui el 14 de enero.

Ese da, la jueza Zione Ntaba orden a 6.860 escuelas pblicas de todo el pas que "permitieran que todos los nios de religin rasta que llevan 'dreadlocks' (el cabello tejido y enredado formando una especie de tubo) fueran inscritos".

Antes de la llegada de la democracia en 1994 en Malaui, las rastas estaban prohibidas en este pequeo pas del sur de frica.

La norma segua vigente hasta la decisin judicial en las escuelas pblicas, con el pretexto de que los nios tenan que tener impecables cortes de pelo.

Las familias rastas recibieron con alivio la sentencia del Tribunal Superior.

"Estoy encantado con esta decisin porque me quita un gran peso de encima", dijo el padre de Makeda, Wisdom Mbewe, cuya denuncia contra el Estado de Malaui con otros 70 padres inici todo el procedimiento.

Durante dos aos, "Makeda tom sus lecciones en casa y me cost mucho", dice este conductor de camiones pesados.

Makeda fue durante un tiempo a una escuela pblica, pero al final la presin haba sido demasiado fuerte y su familia tuvo que resignarse a retirarla del establecimiento.

"Nos dijeron que le cortramos el pelo, de lo contrario no sera admitida en la escuela", recuerda Mbewe, de 40 aos.

- "Una gran noticia" -

Era imposible enviarla al sector privado, ya que el costo de 210 dlares por ao estaba fuera del alcance de este padre de tres hijos.

Sin embargo, un maestro acept darle lecciones en su tiempo libre, pagndole en efectivo.

"Fue realmente desalentador. Soy un contribuyente escrupuloso, y sin embargo a mi hijo no se le permiti ir a la escuela pblica" gratuita, dijo Mbewe, cuyos 'dreadlocks' le llegan a los hombros.

La justicia finalmente le ha dado la razn.

"Es una gran noticia. Estamos muy felices", expres otro hombre, Ezaius Mkandawire, de 40 aos.

"Hemos estado esperando esto durante tanto tiempo. Veinticinco aos despus de la llegada de la democracia, nuestros hijos an no podan ir a la escuela", agreg.

"Toda una generacin de nios no ha podido ir a la escuela pblica", lament.

El Tribunal Superior de Malaui finalmente reconoci "la injusticia que sufren muchos nios rastafaris", dijo Anneke Meerkotter, del Centro para la Justicia en frica Austral.

- Educacin para todos -

Inspirado en la Biblia y la espiritualidad africanista, el culto rastafari, popularizado en la dcada de 1970 por el cantante jamaicano de reggae Bob Marley, tiene muchos seguidores en todo el mundo.

En Malaui suman unos 15.000 miembros, que a veces son vctimas de discriminacin.

La sentencia del Tribunal Superior reconoce el derecho a la educacin para todos, celebr Ras Ray Harawa, un representante de la comunidad rastafari en Malaui.

La regla que prohbe los peinados rasta en establecimientos pblicos viola la Constitucin del pas, seal por su parte Edge Kanyongolo, profesor de derecho en la Universidad de Malaui.

La ley suprema "garantiza muchos derechos, incluido el derecho a practicar la religin y el derecho a la igualdad", dijo.

Y es precisamente por razones religiosas que los rastafaris dejan crecer su cabello.

"No puedo entender cmo este peinado puede ofender a nadie", dijo Kanyongolo. "Las reglas deben modernizarse para estar en lnea con la Constitucin, porque la Constitucin es la ley suprema", aadi.

La comunidad rastafari espera que esta histrica decisin tenga repercusiones ms all de las escuelas.

Este derecho a la igualdad debe "extenderse al lugar de trabajo (...). Los rastas tienen derecho a un empleo. Si est cualificado, debe poder tener la oportunidad de acudir a una entrevista y ser contratado antes de que se fijen en sus 'dreadlocks'", dijo la rastafari Limbani Selemani.

Adems de ordenar la integracin de los nios rastas a la educacin pblica, el Tribunal Superior de Malaui orden al ministerio de Educacin que ofrezca cursos de recuperacin a los nios que han faltado a la escuela desde septiembre.