¿Puede una empresa suiza enfrentarse a Google con un novedoso teclado para el teléfono móvil?

·5 min de lectura

La 'herramienta' que más utilizamos en nuestros teléfonos móviles es el teclado, ya que pasamos una media de una hora al día escribiendo en nuestros dispositivos para poner letra a nuestros pensamientos e interactuar con nuestros contactos.

Pero los teclados que solemos utilizar no están diseñados para el mundo móvil actual y se basan en las máquinas de escribir utilizadas en el siglo XIX. Los teclados más utilizados de Google y Microsoft tampoco son tan seguros.

La empresa emergente suiza Typewise intenta rivalizar con los gigantes de la tecnología ofreciendo una aplicación de teclado que afirma ser 100 % segura y permite escribir con una cantidad de errores cuatro veces menor.

"Nuestros algoritmos funcionan en el dispositivo del teléfono, por lo que ninguno de tus datos, nada de lo que escribes se transmite a la nube o a Internet, y eso es muy diferente de casi cualquier teclado de referencia que encuentres en el mercado", asegura el director ejecutivo y cofundador de Typewise, David Eberle.

"La gente tiene miedo de WhatsApp y dice 'tengo que cambiar a algún sistema de mensajes seguro’. Pero, entonces, el teclado que utilizan en ese sistema de mensajes puede seguir desviando todos los datos y enviarlos a otro lugar".

¿Cómo funciona?

Con su teclado hexagonal más grande y su diseño, en la compañía afirman, también, que es más fácil de usar y tiene una velocidad de escritura un 33 % más rápida.

Pero, hay que admitir que cambiar los teclados que estamos tan acostumbrados a usar a diario y acostumbrarse a las nuevas funciones lleva su tiempo.

“Creo que el reto de esta tecnología es personalizar la forma de escribir, pero también entender el contexto”. -David Eberle- Director general y cofundador de Typewise

El teclado funciona mediante una tecnología de Inteligencia Artificial que corrige los errores del usuario y puede predecir sus próximas palabras, al tiempo que aprende la jerga o el vocabulario coloquial del propio usuario.

"Los algoritmos son mejores que los de los teclados de Google", señala Eberle.

Otra característica clave que ofrece el teclado es que reconoce más de 40 idiomas diferentes basados en el latín, por lo que se puede escribir en inglés y en francés en la misma frase sin que se autocorrija la escritura o se tenga que cambiar, manualmente, de idioma.

Como la empresa tiene su sede en Suiza, un país en el que se hablan cuatro idiomas, está en una posición privilegiada para entender la necesidad de la tecnología multilingüe, a diferencia de sus rivales con sede en Estados Unidos.

Typewise también colabora en su sistema de Inteligencia Artificial con el Instituto Federal Suizo de Tecnología y está desarrollando su capacidad de predicción de texto.

"Los modelos tradicionales de aprendizaje automático se basan más en la probabilidad, y eso se ve también en el teléfono móvil. Las palabras típicas que se sugieren son 'el', 'un', 'él' o 'yo', porque son palabras con muchas probabilidades de ser utilizadas", explica Eberle.

"Pero no se escriben esas palabras todo el tiempo. Así que, creo que el reto de esta tecnología es hacerla más personal para el usuario, por cómo escribe, pero también, entendiendo el contexto".

Eberle señaló a Euronews que la tecnología “podría llegar a ser realmente poderosa cuando no solamente prediga la siguiente palabra, sino que algún día pueda predecir la siguiente frase e incluso un párrafo entero”.

Pero la empresa quiere ir más allá de los teclados de los llamados teléfonos inteligentes.

Su objetivo es patentar su tecnología de Inteligencia Artificial como interfaz de programación de aplicaciones y equipo de desarrollo de programas informáticos para poder utilizarla en teléfonos móviles, ordenadores portátiles e incluso conexiones entre el cerebro y el ordenador.

Cómo enfrentarse a los gigantes tecnológicos

Google y Microsoft también están desarrollando su propia tecnología de ‘texto predictivo’, pero la empresa emergente suiza asegura que también puede competir por ocupar un espacio en el mercado.

"Creemos que hay un hueco para un proveedor independiente que también tiene un enfoque diferente con la privacidad incorporada", dijo Eberle.

"Creo que se trata de una gran oportunidad porque no todas las grandes empresas quieren trabajar con Microsoft o Google, compañías que cuentan con su propia tecnología. Y creemos que con un enfoque más abierto tenemos derecho a ocupar un lugar en el mercado".

Eberle puso en marcha la empresa con su amiga del colegio Janis Berneker, lanzando oficialmente Typewise en 2019. Desde entonces ha crecido hasta contar con más de un millón de usuarios.

“Creo que, con respecto a cualquier empresa emergente que pongas en marcha, tienes que ascender hasta la cima y tienes que correr lo suficientemente rápido como para poder alcanzar la cumbre”. -David Eberle- Director ejecutivo y cofundador de Typewise.

La compañía espera multiplicar sus cifras por diez en dos años. La descarga de la aplicación es gratuita, pero cuenta con una configuración profesional que permite el uso de funciones adicionales por poco más de 2 euros al mes.

La empresa comenzó con una campaña en Kickstarter y tuvo una exitosa ronda de financiación inicial en 2020, en la que recaudó un millón de dólares (1,2 millones de euros). Ha registrado un crecimiento de ingresos del 400 % año tras año.

El 23 de agosto, la empresa suiza también lanzó una campaña de microfinanciación colectiva, que, según Eberle, había suscitado mucho interés.

En su gigantesco reto de competir con Google y Microsoft, el director ejecutivo y cofundador de Typewise cree que tener su sede en un pequeño país europeo tiene sus ventajas.

“Suiza es una nación más reacia al riesgo que Estados Unidos”, reconoce, pero considera que, “al tratarse de un país pequeño, uno se ve obligado a expandirse a otros mercados rápidamente, lo que requiere nuevos enfoques”.

"Sabemos que el mercado nacional nunca va a ser lo suficientemente grande. Y, tal vez, eso represente un motor para tener una mentalidad más abierta", afirma Eberle.

“Creo que, con respecto a cualquier empresa emergente que pongas en marcha, tienes que ascender montañas y tienes que correr lo suficientemente rápido como para poder alcanzar la cumbre”, concluye.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente