Empleada de hogar de discapacitados acusada de matar a cuatro internos en Potsdam

Agencia EFE
·2 min de lectura

Berlín, 29 abr (EFE).- La Fiscalía de Potsdam (Alemania) ordenó el ingreso en prisión por presunto homicidio de una mujer de 51 años, presunta autora de la muerte violenta anoche de cuatro residentes de un hogar de discapacitados en esa ciudad alemana, vecina a Berlín.

Fuentes de la investigación no han dado más detalles sobre los posibles móviles de esa mujer, empleada del centro, que además de matar a cuatro residentes, en distintas estancias del centro, dejó a una quinta persona gravemente herida. Las víctimas tenían entre 31 y 56 años.

Los cadáveres fueron hallados anoche, pasadas las 19.00 GMT, cuando la policía se personó en el centro, alertada por el marido de la sospechosa, según informaciones del diario "Potsdamer Neueste Nachrichten", el sensacionalista "Bild" y la radiotelevisión pública regional Rbb.

La mujer había explicado lo sucedido a su esposo al llegar a su domicilio. Según "Bild", las muertes se produjeron con violencia y el arma utilizada fue un cuchillo.

La responsable del centro, Tina Mäueler, explicó hoy en una comparecencia ante la prensa que en la residencia Oberlinhaus, que regenta la Obra Diaconal, viven personas con graves discapacidades que necesitan de asistencia y cuidados constantes.

No quiso dar más detalles sobre la identidad de las víctimas, pero señaló que al menos dos de ellas vivían en el centro desde pequeños y que todos llevaban bastante tiempo en la residencia.

El responsable teológico del Oberlinhaus, Matthias Fichtmüller, habló de una "gran conmoción" para los 2.000 empleados de su institución, que además de la residencia afectada cuenta con un hospital, guarderías y escuelas y centros de trabajo para personas con discapacidad.

Agregó que los residentes del centro necesitan ahora, tras lo sucedido, una especial atención.

El alcalde de Potsdam hablo de un "suceso incomprensible" y expresó su apoyo "en estos momentos difíciles" a los responsables del Oberlinhaus, a los pacientes, residentes y empleados.

(c) Agencia EFE