El emotivo hilo de Twitter de Mónica Carrillo tras su visita a la UCI de un hospital

Tuit de @MonicaCarrillo (Photo: TWITTER: @MonicaCarrillo)
Tuit de @MonicaCarrillo (Photo: TWITTER: @MonicaCarrillo)

Tuit de @MonicaCarrillo (Photo: TWITTER: @MonicaCarrillo)

Mónica Carrillo, presentadora de Antena 3 Noticias, ha publicado este domingo en un hilo de Twitter su experiencia en un hospital tras visitar a una amiga que llevaba “varios días sedada” en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) “tras haber sufrido un ictus con derrame cerebral”.

Según la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), cada año se produce 120.000 nuevos ictus y 40.000 personas fallecen por su causa. La institución también apunta que “es la principal muerte en la mujer”. Por eso, “saber identificar un ictus es clave para poder salvar la vida del paciente”.

El desahogo de la presentadora ha sido tan emotivo que ha recopilado en menos de 24 horas más de 21.000 ‘me gusta’, casi 4.000 retuits y una multitud de comentarios.

Lo primero que ha hecho Carrillo es señalar la crítica situación de su amiga haciendo referencia a la necesidad que sentía de poder expresarlo: “Permítanme la licencia de hablarles de algo personal, pero tengo la necesidad de hacerlo. (...) Cuando entro a un hospital siempre tengo la misma sensación”.

En su opinión, las personas “damos la espalda al día a día” en la UCI porque “es una realidad que no es agradable de ver”. Después de describir el lugar en sí, ha continuado explicando cómo salió de allí: “Resignada y esperanzada por si la ciencia pudiera hacer algo por recuperar a mi amiga”.

Sin embargo, este domingo le han comunicado que (su amiga) será desconectada porque “hay muerte cerebral y no hay posibilidad de hacer nada por ella”.

Tras enterarse, Carrillo ha querido hacer dos reflexiones. La primera tiene que ver con los sanitarios, a los que agradece su trabajo: “Cada día atraviesan esas puertas a las que al resto no nos gusta mirar. Gracias por su profesionalidad y cariño hacia los pacientes”.

El segundo mensaje, más emotivo y a modo de consejo, ha ido dirigido a la gente en general: “Prioricemos nuestros motivos de angustia porque cuando la vida golpea no suele avisar. Vivan, intenten ser felices y hacer felices a quienes les rodean”. Para terminar, ha vuelto a pedir perdón “por el desahogo”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.