Emma D'Arcy habla de la importancia de su nominación para el colectivo trans no binario

Emma D'Arcy en la alfombra roja de los Globos de Oro.
Emma D'Arcy en la alfombra roja de los Globos de Oro.

Emma D'Arcy en la alfombra roja de los Globos de Oro.

La Casa del Dragón, la precuela de Juego de Tronos y la gran apuesta de HBO para esta temporada, se ha alzado como Mejor serie dramática en los Globos de Oro. Al escenario han subido sus dos protagonistas: Milly Alcock y Emma D’Arcy.

Precisamente D’Arcy, que da vida a la reina Rhaenyra Targaryen en la serie, estaba también nominade a Mejor actriz de serie dramática, un premio que finalmente cayó en Zendaya por su papel en Euphoria (HBO). Sin embargo, tal y como ha contado a E! Newsen la alfombra roja se sentía muy “privilegiade” con su nominación.

Según ha contado se trata de “una especie de cosa surrealista”, aunque ha admitido que supone un gran camino para les intérpretes trans no binarios como elle.

“Cuando estaba empezando, realmente sentí que tenía que presentarme como mujer para tener éxito en esta industria”, ha contado a la mencionada revista. “Poco después me di cuenta de que no era sostenible, y dejé de fingir. Y, extrañamente, en ese momento me nominaron a Mejor Actriz para los Globos de Oro, lo cual es realmente irónico”, ha señalado.

Según ha detallado, esto no es solo un logro para D’Arcy también “implica que el espacio para las personas trans y las personas no conformes con el género es cada vez más grande”.

Lo mismo destacó el pasado mes de octubre en una entrevista en la revista Interview, donde dijo que era el primer trabajo en el que se reconocía como no binaria. “Parte de eso fue porque HBO me preguntó qué pronombres uso, y pensé mucho sobre si este era el momento adecuado”, recordó.

“La razón por la que es importante es que hubo un punto, al principio de mi carrera, en el que realmente me preocupaba que no fuera posible ser actor si no eras una persona cisgénero”, destacó. “Por lo general, dentro de los sitios de casting, hay dos filas, y me preguntaba si esas dos identidades tendrían que vivir por separado para que yo tuviera una carrera”, añadió.

En esta entrevista, D’Arcy señaló que salió del armario como persona no binaria también para las futuras generaciones, para que “las personas más jóvenes que quieran hacer este trabajo sepan que hay absolutamente espacio y que ese espacio se está abriendo”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR