El dióxido de azufre del volcán de La Palma provocará un enfriamiento global y otros falsos mitos

·5 min de lectura

Mucho se ha escrito y hablado estos días sobre las emisiones de dióxido de azufre del volcán de La Palma. Quizás demasiado. Los expertos ya avisan que a pesar de algunos titulares alarmantes, la pluma de gases, que está a una altitud de unos 5.000 metros, no tiene efectos en la salud, salvo que estemos a proximidad del cráter del volcán. Tampoco es muy probable que provoquen lluvia ácida, o podría hacerlo de forma puntual sin resultar peligroso, según los expertos de la Agencia Estatal de Meteorología española.

Lo que sí resulta peligroso para la salud es la evaporación de ácido clorhídrico que genera la lava al contacto con el océano. Sin embargo estas emanaciones son perjudiciales solo en torno al lugar donde la lava provoca la evaporación del agua y genera la reacción química.

El dióxido de azufre, SO2, tiene un efecto algo menos conocido: enfriar la atmósfera.

Muchos usuarios de redes sociales aseguran que si el volcán sigue emitiendo SO2 "el invierno será frío". ¿Es esto cierto?

Cuando los volcanes expulsan grandes cantidades de dióxido de azufre, una parte de los gases puede llegar hasta la estratosfera. Allí, al mezclarse con el agua se oxida generando aerosoles de ácido sulfúrico, nubes de pequeñas partículas, que reflejan la luz solar enfriando la atmósfera. Además estos aerosoles pueden permanecer en la estratosfera durante años, provocando este efecto de enfriamiento en distintos puntos del globo.

El dióxido de azufre ¿Un aliado contra el calentamiento global?

Si fuera tan sencillo, se sabría. Hay quienes han preparado propuestas elaboradas para enviar este tipo de gases a la atmósfera y enfriarla. En general la comunidad científica es escéptica en cuanto a los beneficios de enviar agentes químicos para modificar la composición de nuestra frágil atmósfera.

Lo cierto es que el efecto de enfriado del dióxido de nitrógeno es un hecho comprobado.

El caso más documentado es la erupción del volcán Pinatubo, en Filipinas, en 1991, porque la ciencia ya disponía de satélites e instrumentos sofisticados de medición. Se estima que el volcán inyectó entre 15 y 20 millones de toneladas de SO2, enfriando la temperatura media de la Tierra 0,6º C durante unos 15 meses.

Sin embargo el SO2 en la estratosfera también contribuye a la destrucción de la capa de ozono, y los volcanes también emiten dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero o vapor de agua, que también es responsable de gran parte del calentamiento global.

Algunos científicos creen que el enfriamiento causado por los volcanes se contrarresta con todos estos otros efectos que favorecen el calentamiento global.

¿El volcán de La Palma enfriará el clima terrestre?

Hay pocas probabilidades. Desde el Instituto Vulcanológico canario Involcán aseguran que "no es comparable". Según sus estimaciones el volcán Cumbre Vieja habría vertido unas 20.000 toneladas diarias de SO2 a la atmósfera (cifras muy aproximadas). Suponiendo que fuera así en total se habrían emitido 160.000 toneladas en una semana de erupción. Muy lejos de los 15 o 20 millones de toneladas de SO2 que el volcán Pinatubo subió a la estratosfera.

Tampoco es comparable la fuerza de la erupción. El Pinatubo fue tan potente que "inyectó" literalmente el dióxido de azufre en la estratosfera.

El SO2 del volcán de La Palma se "pasea" en capas medias de la atmósfera, a entre 5.000 y 10.000 metros de altitud, y no ha sido empujado a la estratosfera con capacidad para bloquear la radiación solar y cambiar el clima, ni a escala global ni regional.

Por la misma razón, la de la altitud el SO2 del volcán de La Palma sólo supone un peligro para la salud de quienes se encuentran en las inmediaciones del cráter, según explica Mark Parrington del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de la red europea Copernicus. "Las acumulaciones que hemos visto no son suficientes. Además, para que se produzca este efecto refrigerador el S02 tiene que estar en la estratosfera y en este caso está más bajo". Parrington considera que el efecto de refrigerado será insignificante en este caso.

"Habrá una cierta carga de aerosoles en la atmósfera, pero no mucho más de la carga de aerosoles natural". Recuerda que las imágenes de medidas de dióxido de azufre representan la columna total del gas y aunque parezcan muy impresionantes no suponen un impacto particular en la salud o en la naturaleza.

La doctora en Físicas y meteoróloga de ElTiempo.es Mar Gomez se mostraba sorprendida de que algunos hayan mencionado la posibilidad. "No hay efecto enfriamiento los gases no llegan a la estratosfera. La columna llega hasta los 7.000 metros según el IGN, además se necesitaría una cantidad enorme para influir en la temperatura global".

Todos los científicos consultados, coinciden en que el SO2 que emana de La Palma no tendrá efectos tampoco en la meteorología, provocando mas precipitaciones o sequía.

"Los aerosoles de dióxido de azufre tienden a enfriar algo pero recordemos que la radiación neta de los volcanes es positiva" explica David Suárez de la Agencia Estatal de Meteorología de España AEMET. "El volcán de La Palma no está generando emisiones suficientes para enfriar el clima global, ni siquiera el local. Tampoco provocará lluvia ácida con incidencia para el medio ambiente porque la lluvia ácida es un proceso largo para que resulte nociva, en general se mide en medias anuales" comenta. "Por ejemplo es muy típico que se produzca a sotavento de las refinerías de petróleo".

Suárez explica que el SO2, en determinadas condiciones, sí puede favorecer la formación de nubes, pero en este caso las emanaciones no están a suficiente altitud.

La química de la atmósfera es compleja y no quiere decir que no produzca efectos, y algunos relativamente nocivos, pero de ahí a afirmar que el dióxido de azufre influenciará el clima de este invierno haciéndolo más frío va un largo trecho.

Por muy espectaculares que nos resulten las emisiones del volcán, cabe recordar que la actividad humana y la quema de combustibles fósiles emite mucho más SO2 a la atmósfera, constantemente. Algo similar ocurre con las emisiones de CO2 de los volcanes: expertos del Instituto Geológico estadounidense USGS estiman que habrían hecho falta 700 erupciones del Pinatubo para igualar las emisiones de la actividad humana del año 2010.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente