El embajador del Vaticano revisa con el Gobierno iraquí la visita del papa

Agencia EFE
·2 min de lectura

Bagdad, 15 feb (EFE).- El primer ministro de Irak, Mustafa al Kazemi, recibió el domingo al embajador del Vaticano en Bagdad, Metja Scoffer, para hablar de los preparativos de la visita del papa Francisco a Irak a principios del mes de marzo, según informó hoy el Gobierno iraquí.

El jefe del Ejecutivo afirmó que esa visita "contribuirá a consolidar la estabilidad y difundir el espíritu de hermandad en Irak y en toda la región" de Oriente Medio, donde los cristianos han sido brutalmente perseguidos en los pasados años, especialmente por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

En la reunión, Al Kazemi destacó "los esfuerzos del papa (...) para limitar los conflictos, anteponiendo la sabiduría y la razón", según un comunicado.

Además, quiso destacar que tanto el Gobierno de Irak como el pueblo y todos los grupos étnicos o religiosos "miran con respeto y dan la bienvenida a esta honorable visita".

Al Kazemi hizo referencia de esa forma a la polémica que ha surgido en el país árabe, de mayoría musulmana, donde algunos grupos más radicales se han opuesto al viaje papal, a la que también ha reaccionado el destacado clérigo chií Muqtada al Sadr, afirmando que Francisco es bienvenido.

"Nuestros corazones, antes que nuestras puertas, están abiertos a él", afirmó Al Sadr, agregando que será bien recibido en la ciudad santa de Al Nayaf, en el sur de Irak, sede de la máxima autoridad religiosa chií, el ayatolá Ali al Sistani, con quien Francisco se entrevistará.

También está previsto que visite Bagdad, la llanura de Ur, la ciudad de Erbil (capital de la región autónoma del Kurdistán) así como Mosul y Qaraqosh (norte), esta última ciudad de mayoría cristiana que fue arrasada por el EI en 2014.

Sin embargo, a su llegada a Irak, Francisco se encontrará con algunas restricciones debido al aumento de los casos de coronavirus: un toque de queda total los viernes, sábados y domingo, y uno parcial entre las 20.00 y las 05.00 horas los demás días de la semana.

La normativa, que entrará en vigor el día 18 de febrero, también afecta a los lugares de culto, que tendrán que permanecer cerrados hasta el 8 de marzo, día en el que el pontífice concluirá su histórica visita. E

(c) Agencia EFE