El embajador francés en Australia regresará a Canberra tras la polémica del pacto AUKUS

·3 min de lectura

Jean-Pierre Thébault, el embajador francés en Australia, será enviado de regreso a Canberra. Esto, luego de haber sido llamado para consultas con respecto a la crisis de los submarinos, desatada por la creación de la alianza AUKUS. El último momento de tensión entre Francia y Australia fue en 1995.

Jean-Pierre Thébault, el embajador francés en Australia, será enviado de regreso a Canberra. La noticia la dio a conocer el ministro de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, en la Asamblea francesa celebrada este miércoles. Hace un par de semanas, Philippe Etienne, el Embajador francés en Estados Unidos, regresó a Washington. Estos gestos podrían significar que la relación entre ambos países está regresando a la normalidad.

En la audiencia parlamentaria, Le Drian dijo que "he solicitado a nuestro embajador que regrese a Canberra con dos misiones: contribuir a redefinir los términos de nuestra futura relación con Australia y defender con firmeza nuestros intereses en el proceso de anulación de la compra de submarinos decidido por Australia".

Francia congeló sus contactos con Australia luego de la crisis de los submarinos. Sin embargo, Le Drian aseguró que "comenzar de nuevo nuestras relaciones bilaterales no tendrá ningún impacto en nuestra determinación de seguir comprometidos en el Pacífico". La asociación entre ambos países en 2016 era considerada fundamental para la política del Indo-Pacífico.

El ministro de Exteriores de Francia también dijo que el presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, se volverán a reunir. El último encuentro fue a finales de septiembre, cuando Antony Blinken, el secretario de Estado de EE. UU. viajó a París para participar en una junta de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Finalmente, el canciller francés agregó que "los contactos intensos prosiguen en la perspectiva de que los dos presidentes se reúnan de nuevo a mediados de octubre, y después vuelvan a hacerlo en Europa en torno de la reunión del G-20 que se celebrará a finales de octubre".

Crisis por el pacto AUKUS

El pasado 15 de septiembre, EE. UU., Australia y Reino Unido anunciaron la creación del AUKUS, una asociación militar para contrarrestar el creciente poder de China en la región del Índico y el Pacífico.

Dicho acuerdo exigía a Australia dar por finalizado un contrato valorizado en al menos 40.000 millones de dólares con Francia, para adquirir 12 submarinos convencionales de propulsión diésel. Ahora, los proveedores serán Estados Unidos y Reino Unido, que ofrecen una tecnología de propulsión nuclear.

Para Francia, la cancelación del contrato fue una "puñalada por la espalda''. Y los diplomáticos aseguran que Canberra tendrá que ejercer algunos actos que beneficien a los intereses franceses en la región para recuperar la confianza.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, reconoció que pudieron "haber comunicado mejor" la noticia.

Esta crisis diplomática marca un hito en las relaciones entre Australia y Francia. El último periodo de tensión entre estas dos naciones fue en 1995, cuando los franceses optaron por reanudar las pruebas nucleares en el Pacífico Sur. Acto seguido, Australia llamó a su embajador para consultas.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente