Embajador defiende ante Israel el apoyo argentino a la investigación de la ONU

·2 min de lectura

Buenos Aires, 1 jun (EFE).- El embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, se reunió este martes con el Gobierno israelí, tras ser convocado por este a raíz del voto positivo de Argentina para la creación de una comisión investigadora de la ONU sobre la escalada bélica con milicias palestinas, y reiteró su apoyo a la resolución del organismo.

La ONU dio luz verde la semana pasada a la creación de una comisión internacional con un amplio mandato para investigar las violaciones de los derechos humanos antes y durante al último conflicto entre palestinos e israelíes, que dejó más de 240 muertos entre los primeros y más de una decena entre los segundos.

Según un comunicado de la Cancillería argentina, "más allá de disentir con algunas apreciaciones de las autoridades israelíes, la Argentina espera que pueda interpretarse el verdadero sentido de la acción de las Naciones Unidas en la materia, así como la necesidad de investigar en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y en Israel, todas las presuntas violaciones del derecho internacional humanitario".

El país suramericano "reitera" su apoyo a la labor de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet y al fortalecimiento de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos.

Como ya hizo anteriormente, Argentina defendió que "la única solución verdadera al conflicto se logrará con el surgimiento definitivo de un Estado palestino independiente, democrático, viable y territorialmente contiguo, que garantice el derecho de Israel a vivir en condiciones de paz y seguridad".

El pasado 27 de mayo, durante una sesión urgente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU se aprobó el establecimiento de esa comisión internacional.

La resolución salió adelante por 24 votos a favor, 9 en contra y 14 abstenciones, e Israel rápidamente la rechazó, acusó al ente de una "obsesión antiisraelí" y aclaró que no cooperará con la investigación.

La postura de Argentina también causó rechazó entre la comunidad judía en el país suramericano, una de las más grandes del mundo, que ha sido blanco de dos atentados terroristas, uno contra la embajada de Israel en Buenos Aires, en 1992, y otro contra la mutualista judía AMIA, en 1994.

El presidente Alberto Fernández se reunió ayer con otra de las principales mutuas judías del país, la DAIA.

Tras el encuentro, el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, expresó su disgusto por el voto argentino.

"Estar en un espacio como el Consejo de Derechos Humanos, con países que no son democráticos y violan los derechos humanos, ver a mi país votando en ese sentido, nos dolió”, aseguró.

(c) Agencia EFE