Nuevo embajador de Colombia en Venezuela toma posesión en Caracas

·3 min de lectura
© Miguel Gutiérrez / EFE

Después de tres años de ruptura diplomática entre Colombia y Venezuela, este lunes 29 de agosto asumió como nuevo embajador de Colombia en Caracas Armando Benedetti. El diplomático presentó sus credenciales ante Nicolás Maduro en medio del restablecimiento de las relaciones que comenzaron este mes luego de que Gustavo Petro asumiera como presidente de Colombia.

La llegada de los embajadores a Caracas y Bogotá marca el restablecimiento de las relaciones entre Venezuela y Colombia desde este lunes 29 de agosto.

Ambos países no tenían representación diplomática desde el 23 de febrero de 2019 debido a una escalada de tensiones entre Nicolás Maduro y el entonces presidente de Colombia Iván Duque, que decidió reconocer al opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, hecho que desencadenó que Maduro rompiera las relaciones.

Ese fue el punto más álgido de un lazo lleno de tensiones durante dos décadas de enfrentamientos entre el chavismo gobernante y el período de derecha que inició el expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010).

Ahora, con la llegada del izquierdista Gustavo Petro a la Presidencia de Colombia, las relaciones entre ambas naciones comienzan a transitar hacia la normalización.

Este lunes, Armando Benedetti fue recibido con honores en el Palacio de Miraflores, en Caracas, por el ministro de Relaciones Exteriores venezolano Carlos Faría. Posteriormente, se reunió con Nicolás Maduro y otros funcionarios, entre los que se encontraban el canciller, el ministro de Comunicación, Freddy Ñáñez, y la diputada Cilia Flores, esposa de Maduro.

Desde la cuenta de Twitter de la Presidencia de Colombia se dijo que hablaron sobre la urgencia de “restablecer los lazos de amistad de manera organizada para garantizar su éxito”.

Lo propio hizo el nuevo embajador en Caracas en sus redes sociales. “…Hablamos sobre la urgencia de restablecer los lazos de amistad que nunca se debieron romper.” Y mostró tres fotografías del encuentro en las que se ven los obsequios que ambos intercambiaron: un sombrero típico colombiano y un cuadro del libertador Simón Bolívar.

Benedetti llegó el domingo a Caracas, cuando también viajó a Bogotá el excanciller Félix Plasencia para tomar posesión como nuevo embajador venezolano ante Colombia. Plasencia fue canciller entre agosto de 2021 y mayo de 2022 y embajador en China entre 2019 y 2021.

Por su parte, Benedetti, de 54 años, fue uno de los primeros políticos tradicionales en sumarse a la aspiración presidencial de Petro, luego de haber llegado al Senado en 2006 bajo el paragüas del Centro Democrático, partido fundado por el expresidente Uribe.

Los retos en materia comercial, migratoria y seguridad

El diplomático colombiano ha asegurado que más de ocho millones de colombianos viven del comercio binacional con Venezuela, por lo que uno de los objetivos es restablecer las relaciones comerciales entre ambos países.

Por su parte, los empresario industriales venezolanos también han manifestado su anhelo de normalizar el comercio que existió durante años.

Se espera con esta normalización impulsar el intercambio comercial, “que rozó los 7.200 millones de dólares en 2008”, como la reseña la agencia de noticias AFP, pero que se desmoronó con el cierre parcial de la frontera en 2015 y total en 2019.

La Cámara Colombo-Venezolana maneja proyecciones de intercambios comerciales de 800 millones a 1.200 millones de dólares en 2022, luego de que el año pasado la cifra bordeara los 400 millones.

El otro tema crucial en el restablecimiento de las relaciones es la cuestión migratorio. Colombia acoge, hasta la fecha, a dos de los seis millones de venezolanos que han migrado por la crisis de su país en el último lustro.

La extensa frontera de más de 2.000 km que comparten ambos países es también escenario de enfrentamientos entre grupos armados y la Fuerza Pública de ambas naciones, en medio de denuncias del expresidente colombiano Iván Duque contra Maduro, que le acusó de acoger a su lado de la frontera a disidentes de las FARC, guerrilleros de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y narcotraficantes.

Con AFP y EFE