La EMA recalca que no "recomienda", sino que "autoriza" la dosis de refuerzo a la población general

·3 min de lectura
Un residente recibe una dosis de refuerzo de la vacuna en un centro de ancianos de Madrid.  (Photo: Jesus Hellin/Europa Press via Getty Images)
Un residente recibe una dosis de refuerzo de la vacuna en un centro de ancianos de Madrid. (Photo: Jesus Hellin/Europa Press via Getty Images)

Un día después del anuncio de que la Agencia Europea de Medicamento (EMA) avalaba administrar una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer frente al coronavirus a mayores de 18 años, el organismo ha dado una rueda de prensa para explicar esta decisión y distinguir entre “dosis de refuerzo” para la población general y la tercera dosis que también autorizó para pacientes inmunodeprimidos.

La EMA recomienda la aplicación de una tercera dosis de Pfizer o Moderna a personas mayores de 12 años con un sistema inmune “severamente debilitado” al menos 28 días después de la segunda dosis, y lo hace basándose en estudios previos con pacientes trasplantados.

No obstante, esta “tercera dosis” no se recomienda a la población general porque “no hay evidencia clara” de que sea beneficiosa en personas con un sistema inmune ‘normal’.

La EMA hace hincapié en la importancia de distinguir entre esa tercera dosis para pacientes inmunocomprometidos y la “dosis de refuerzo” que se puede considerar para el resto de la población pasados seis meses tras recibir la pauta completa.

En varias ocasiones durante la rueda de prensa, los responsables de la EMA han recalcado que la dosis de refuerzo a la población general “no es una recomendación”, sino “una autorización”. Por eso, en su comunicado emplean la frase “may be considered” (se puede plantear) y no “should be given” (debería administrarse), han subrayado.

La EMA concluye que una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer es segura y efectiva, y se observa con ella un “aumento en el nivel de anticuerpos” seis meses después de la segunda dosis. Sin embargo, el organismo no puede todavía “recomendar firmemente” cuándo y a quién poner ese refuerzo.

Por su parte, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha recordado este martes, tal y como señaló ayer la EMA en su comunicado, que la decisión final sobre dosis de refuerzo corresponde a las autoridades de cada país. En este caso, a la Comisión de Salud Pública, que se reúne esta tarde, y en segundo lugar al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

España ya aprobó hace semanas una tercera dosis de vacuna en pacientes con trasplantes y en ancianos que viven en residencias, que ya han empezado a recibirla. Ahora tendrá que pronunciarse sobre la posibilidad de administrar dosis de refuerzo a la población general.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente