La EMA advierte que el virus aún no es “endémico” y recuerda que ómicron es "altamente contagiosa"

·3 min de lectura

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha recordado este martes en rueda de prensa, que la variante ómicron es muy contagiosa y que sería un error tratarla como una enfermedad leve como han propuesto algunos países (entre ellos, España). Aunque también reconoce que los datos muestran que las personas contagiadas con esta variante tienen menos riesgo de acabar hospitalizadas.

Respecto a los contagios por ómicron, la EMA recoge que varios estudios afirman que la vacuna es menos efectiva contra ómicron que contra el resto de variantes, por lo que es posible que personas vacunadas se contagien con esta variante. Sin embargo, los mismos estudios demuestran que las personas vacunadas tienen menos posibilidades de desarrollar una enfermedad grave.

Los últimos resultados, de hecho, muestran que aquellas personas que han recibido la dosis de refuerzo están tienen más inmunidad que las que solo tienen las dos primeras dosis.

Asimismo, ante las preguntas de los periodistas sobre reducir el tratamiento de la pandemia, la EMA ha advertido que el virus aún no es “endémico”.

Para la OMS “puede ser necesario” actualizar las vacunas frente a nuevas variantes

El Grupo de Asesoramiento Técnico sobre la Composición de la Vacuna contra la covid-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha defendido que “puede ser necesario” actualizar las vacunas con el objetivo de adaptarlas a ómicron y futuras nuevas variantes.

En un comunicado, este panel de expertos resalta, en primer lugar, la necesidad de desarrollar vacunas contra la covid-19 que “tengan un alto impacto en la prevención de la infección y la transmisión, además de la prevención de la enfermedad grave y la muerte”.

Sin embargo, hasta que dichas vacunas estén disponibles y a medida que el SARS-CoV-2 está evolucionando, reconocen que “puede ser necesario actualizar la composición de las vacunas actuales, para garantizar que sigan proporcionando los niveles de protección recomendados contra la infección y la enfermedad, incluido ómicron y las futuras variantes”.

Dos tipos de vacuna

De acuerdo con estos criterios, los expertos de la OMS consideran que hay varias opciones de vacunas, como una monovalente (contienen un sólo antígeno del virus) que provoque una respuesta inmunitaria contra las variantes circulantes predominantes. En cualquier caso, reconocen que esta opción “se enfrenta al reto de la rápida aparición de variantes del SARS-CoV-2 y al tiempo necesario para desarrollar una vacuna modificada o nueva”.

Asimismo, otras opciones que contemplan son una vacuna multivalente que contenga antígenos de diferentes variantes del SARS-CoV-2; y, por último, una vacuna universal contra el SARS-CoV-2. “Es la opción más sostenible a largo plazo que sería efectiva a prueba de todas las variantes”, defienden.

Mientras tanto, la OMS anima a los fabricantes de vacunas contra la covid-19 a generar y proporcionar datos sobre el rendimiento de las vacunas actuales, incluyendo “la amplitud, la magnitud y la durabilidad de las respuestas inmunitarias humorales y mediadas por células a las variantes mediante vacunas monovalentes y/o multivalentes”.

Asimismo, esgrimen que “sería importante que los fabricantes de vacunas tomaran medidas a corto plazo para el desarrollo y las pruebas de vacunas con variantes circulantes predominantes y que compartieran estos datos con la OMS”. Igualmente, también instan a los fabricantes de vacunas a que proporcionen esos datos para cualquier vacuna novedosa y ampliamente reactiva contra el SARS-CoV-2 que se desarrolle.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente