Els Enfarinats: una guerra de huevos y harina con 200 años de historia

Aunque por las máscaras de gas, las extrañas indumentarias o la nube blanca que todo lo envuelve, podría ser la escena de una película postapocalíptica. Nada más lejos de la realidad, se trata de una fiesta tradicional española, concretamente de “Els Enfarinats”. Los vecinos de la localidad alicantino de Ibi se lanzan huevos y harina cada 28 de diciembre para escenificar un supuesto golpe de estado y el intento del pueblo de evitarlo.

"Un nuevo gobierno entra en la alcaldía y le quita el poder al alcalde. Así que nosotros, la oposición, estamos en contra de este sistema, y vamos a intentar que sea más difícil tomar el poder”, explica Alejandro Juárez, un participante completamente lleno de harina.

Una fiesta con 200 años de historia en la que los alimentos son los protagonistas y llegado un momento, resulta muy difícil reconocer quién es quién.

"Estamos en la batalla de los "Enfarinats", somos la oposición y moriremos por la batalla, esta es una batalla de huevos caducados que huelen fatal, de harina caducada que huele fatal, y ahora echamos unos "borrachos", pero los "borrachos" son los petardos que se vuelven locos, no nosotros, los petardos", explica otro participante, Pedro Martínez.

Una fiesta que gusta incluso a quienes simplemente acuden como espectadores, como Jorge Payá, que nunca había ido a verla antes: "Esto es espectacular, el ambiente que hay aquí y esta batalla que están librando los Enfarinats con harina y huevos, una cosa espectacular que no había visto nunca, y muy buen ambiente". Habrá que esperar otro año para que vuelta a tener lugar este particular golpe de Estado.