Elon Musk no quiere ‘reunionitis’ ni gente colgada al teléfono

Jose Mendiola
Tesla CEO Elon Musk speaks about new Autopilot features during a Tesla event in Palo Alto, California October 14, 2015. REUTERS/Beck Diefenbach

Reunión por la mañana, reunión por la tarde y mañana repetir el esquema hasta completar la semana; si has trabajado en una empresa bastante institucionalizada o de grandes dimensiones es posible que esta dinámica te resulte familiar. Las reuniones se han convertido en la herramienta con la que se pretenden solucionar todos los problemas o cuando no se puede, repartir las responsabilidades. Sí, la 'reunionitis' es un mal endémico que afecta a muchas organizaciones y no deja de ser paradójico que una herramienta teóricamente orientada a la productividad termine por comérsela.

Y Elon Musk odia que esto suceda.

En un memorando interno al que ha tenido acceso Jalopnik, el genial Elon Musk aprieta a los suyos a atarse bien los machos para poder atender la masiva demanda del Model 3; en concreto, Tesla eleva los turnos a las 24 horas al día los 7 días de la semana con el objetivo de alcanzar la producción de 6.000 Model 3 a la semana el próximo mes de junio.

(REUTERS) (REUTERS)

Fiel a su estilo, y yendo al grano, el fundador de la compañía detalla en una serie de apartados del extenso email las transformaciones que tendrán lugar en la firma, con especial parada en la productividad:

Reuniones:

Musk quiere evitar a toda cosa que haya un exceso de reuniones, un mal que afecta, según sus palabras "a grandes corporaciones" y que "empeora con el tiempo". El consejo de Musk es claro: "por favor, abandona la reunión si crees que no tienes nada que aportar"; también quiere poner fin a las reuniones recurrentes "a menos que sean para resolver temas urgentes", en cuyo caso, su duración sería muy breve. Para los que les dé vergüenza abandonar una reunión de forma súbita, Musk tiene también su pequeña píldora: "no es grosero levantarse e irse de una reunión en la que no se aporta nada, lo grosero es obligar a alguien a quedarse y hacerle perder el tiempo".

(Pixabay)

Las llamadas telefónicas y comunicaciones:

El CEO tampoco se corta a la hora de aplicar el rodillo de la productividad en las comunicaciones y lo mencionado para las reuniones también es aplicable para las llamadas: se debe colgar una vez se haya resuelto el asunto o se vea que no se puede aportar más. En lo que respecta a las comunicaciones en general, "deben recorrer el camino más corto para resolver el asunto", explica en referencia a las 'cadenas de mando' o jerarquías (ya sabes: correo al jefe, el jefe a su jefe...).

Musk se refiere también al "sentido común" cuando se trata de comunicar algo a alguien: no debe seguirse ninguna cadena de mando y si el asunto se resuelve con que el almacenero proponga algo al director de la firma, lo deberá hacer sin intermediarios. En definitiva, según sus palabras, se trata de lograr "el flujo libre de la información entre todos los departamentos".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines