Elon Musk ficha como becario de Twitter al primer ‘hacker’ del iPhone y la PS3: esto es lo que hará

Elon Musk se ríe durante un acto
Elon Musk se ríe durante un acto

Elon Musk se ríe durante un acto

Pese a los rumores de muerte, el pájaro continúa su vuelo. Tras el despido de más de la mitad de los trabajadores de Twitter, el nuevo dueño de la red social, Elon Musk, ha logrado cerrar la contratación de George Hotz, conocido por ser el primer hacker tanto del iPhone como de la PlayStation 3.

Lo llamativo es que, tal y como recoge el portal especializado Computer Hoy, Hotz recalará en Twitter como becario y la empresa solo le pagará el coste que tenga el alojamiento en San Francisco.

El acuerdo entre Hotz y Musk tendrá una vigencia de tres meses, un periodo en el que el hacker tendrá la misión de mejorar el buscador de Twitter y poner fin a detalles que molestan a los usuarios, como la ventana emergente que pide iniciar sesión al leer tweets sin estar conectado a la red social.

George Hotz ya sabe lo que es trabajar en grandes empresas. Formó parte de Facebook en 2011 y de Google en 2014. Sin embargo, no aguantó más de un año en ninguno de los dos gigantes tecnológicos y, en 2015, fundó una startup llamada Comma.ai.

La empresa, en la que el propio Hotz continúa trabajando, se dedica al diseño de un sistema de conducción autónoma instalable en cualquier vehículo. El kit se encuentra a la venta por 2.000 dólares (unos 1.920 euros) y es compatible con más de 200 modelos de coches.

Del odio al amor solo hay un paso

Pese a lo que pueda parecer por la incorporación gratuita de George Hotz a Twitter, la relación entre el nuevo propietario de la red social y el hacker a lo largo de los últimos años no ha sido precisamente buena.

De hecho, The Vergeinforma de que Hotz rechazó una oferta de Tesla (cuyo dueño es también Elon Musk). La negativa del hacker dio lugar a un comunicado del fabricante automovilístico en el que se criticaba a Comma.ai y al propio George Hotz.

“Creemos que es muy poco probable que una sola persona o incluso una pequeña empresa que carezca de una amplia capacidad de validación de ingeniería sea capaz de producir un sistema de conducción autónoma que pueda implantarse en vehículos de producción”, señaló Tesla.

Sin embargo, esa enemistad ahora parece haber quedado atrás. George Hotz, precisamente a través de su cuenta de Twitter, fue el que propuso a Elon Musk comenzar a trabajar gratis en la red social.

“Voy a poner mi dinero donde está mi boca. Me apunto a unas prácticas de 12 semanas en Twitter por el coste de vivir en San Francisco. No se trata de acumular capital en un mundo muerto, se trata de hacer que el mundo esté vivo”, escribió Hotz.

Y Musk ha acabado aceptando el ofrecimiento, protagonizando así un capítulo más de surrealismo en su hasta ahora corta, pero intensa, etapa al frente de Twitter.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR