Elon Musk, el nuevo dueño de Twitter, lanza un ultimátum a sus trabajadores

Elon Musk, el multimillonario CEO de la empresa de autos eléctricos Tesla y nuevo propietario de la red social Twitter, le envió un mensaje a los trabajadores de esta última llamando a que se “comprometan con un trabajo delicado o renuncien”. El anuncio se presenta un día después de informar que su servicio de suscripción, que verificará las cuentas por un cobro de ocho dólares al mes, se retrasará hasta finales de noviembre.

La llegada de Musk a la dirección de la compañía ha traído mucha presión a los trabajadores, pues el multimillonario no ha ocultado su deseo de disminuir la nómina de la organización, que se sitúa en al menos 7.500 empleados, a por lo menos la mitad.

El 16 de noviembre Musk lanzó una nueva advertencia para los trabajadores, o siguen comprometidos con la organización o simplemente se van.

A través de un mensaje, que la agencia de noticias Reuters sostiene que pudo ser comprobado, el multimillonario dio un plazo hasta el 17 de noviembre a los empleados para seguir en la empresa. Musk pidió compromiso para “seguir trabajando para la red social durante horas largas y de alta intensidad” o simplemente podían optar por irse “con una indemnización por despido equivalente a tres meses”, se lee en parte del texto de acuerdo con Reuters.

El ahora propietario, luego de una negociación de 44.000 millones de dólares, indicó que el no responder el mensaje “quiero ser parte del nuevo Twitter” será considerado como una renuncia.

Tras su llegada a la organización, además del despido de los integrantes de la junta directiva, Musk ha manifestado su oposición al teletrabajo, implementado por la organización durante la pandemia.

Nueva verificación se retrasa hasta el 29 de noviembre

Pero los días en Twitter para Musk no han sido color de rosa. Entre sus ideas, orientadas para hacer la empresa más rentable, se destaca el establecimiento del servicio de suscripción de cheques azules, también conocido como el de cuentas verificadas, se relanzará el 29 de noviembre.

Para Musk, la modificación se trata de “un retraso menor de su cronograma tentativo inicial”.

"El relanzamiento de ‘Blue Verified’ para el 29 de noviembre es para asegurarnos de que sea sólido como una roca", dijo Musk en un tweet.

La marca de verificación azul, previo a la llegada de Musk, se reservaba para cuentas verificadas de políticos, personalidades famosas, periodistas y otras figuras públicas.

Musk ha señalado que el servicio de suscripción será abierto a cualquiera que esté dispuesto a pagar, para ayudar a Twitter a aumentar los ingresos.

Toda esta situación con Twitter se presenta en medio de un juicio en contra de Musk, tras la demanda impuesta por el accionista de Tesla Richard Tornetta, en la que espera demostrar que Musk usó su dominio sobre el directorio de Tesla para dictar los términos del paquete por 56.000 millones de dólares establecido en 2017

Con Reuters y medios locales