El ultimátum de Elon Musk a los empleados de Twitter otra vez por email

O aceptar unas condiciones leoninas o marcharse. Esas son las dos únicas opciones que Elon Musk ha dado a los trabajadores que aún quedan en Twitter y que esta madrugada recibieron un nuevo correo electrónico de su nuevo jefe anunciando los cambios que se avecinan en sus jornadas laborales. Bajo el asunto “una bifurcación en el camino”, el magnate da un ultimátum sus empleados con hora de caducidad. Deben contestar que aceptan antes de las cinco de esta tarde o serán automáticamente despedidos, con una indemnización.

Elon Musk ha vuelto a enviar de madrugada un correo a los trabajadores de Twitter para anunciarles cambios. Esta vez, en las condiciones de sus jornadas laborales. (Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)
Elon Musk ha vuelto a enviar de madrugada un correo a los trabajadores de Twitter para anunciarles cambios. Esta vez, en las condiciones de sus jornadas laborales. (Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)

La noticia la daba en primer lugar, y a través precisamente de Twitter, el periodista tecnológico Gergely Orosz, que compartió algunos de los detalles de ese mail. “Primicia”, avisaba en el primer mensaje de un extenso hilo, “Elon Musk acaba de enviar un correo electrónico a todo el personal describiendo ‘Twitter 2.0’, escribiendo que ‘tendrá que ser extremadamente duro’. Largas jornadas, alta intensidad

En ese correo, que él no compartió a petición de sus fuentes por temor a que hubiese distintas versiones y pudiesen identificar a quien lo había filtrado, se explicaba a sus receptores que tenían dos opciones. Una era pulsar en el ‘sí’ y aceptar las condiciones laborales propuestas por Musk. La otra, no hacerlo y recibir automáticamente, una vez vencido el plazo de las cinco de la tarde, tres meses de indemnización.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

La opinión de Orosz como experto en la materia “es que, dado todo lo que ha estado pasando con Twitter, este es un paso positivo”. Y en su hilo explica el porqué: “No endulza qué tipo de cultura esperar: la gente ya echó un vistazo de todos modos. También ofrece una salida fácil para cualquiera que esté indeciso, con un paquete de indemnización decente”.

De hecho, reconoce abiertamente que los ingenieros de software con los que está en contacto se sentían “contentos/aliviados” con este mensaje ya que “muchos querían irse y estaban haciendo entrevistas, así que esto les facilita la salida”. Eso sí, como advierte este periodista especializado, habrá qué ver cómo casa este ultimátum de Musk con la legislación laboral fuera de Estados Unidos.

En CNN, donde sí han publicado una captura del correo enviado por el CEO de Tesla de madrugada, recogen que en este se puede leer que “en el futuro, para construir un avance en Twitter 2.0 y tener éxito en un mundo cada vez más competitivo, necesitaremos ser extremadamente duros. Esto significará trabajar muchas horas a alta intensidad. Solo un desempeño excepcional constituirá una calificación aprobatoria”.

En él Musk también comenta que el modelo de Twitter que quiere construir estará “mucho más impulsado por la ingeniería”. Y avisados los trabajadores de que se les exigirá más trabajo duro, largas jornadas y mucha intensidad, les dice que “si está seguro de que desea ser parte del nuevo Twitter, haga clic en ‘Sí’ en el enlace a continuación”.

Más historias que te pueden interesar:

EN VÍDEO | Elon Musk vende acciones de Tesla para amortiguar el batacazo económico de Twitter