Elon Musk se pone a jugar con el 'tick azul' de Twitter y confunde a los usuarios

Desde que Elon Musk compró Twitter tanto la empresa en sí como la red social con millones de usuarios se han convertido en un hervidero de noticias contradictorias, toma de decisiones rápidas y aparentemente sin sentido y un estado de confusión generalizado que este miércoles vivió un nuevo capítulo. Esta vez, como recogen medios como Mashable y The Guardian y cómo pudo comprobar cualquier tuitero que se pasase por dicha red social el 9 de noviembre, el caos lo desató la nueva insignia azul/gris de Twitter.

Esta nueva insignia indica que es un perfil oficial y no se puede comprar. (Foto: Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images)
Esta nueva insignia indica que es un perfil oficial y no se puede comprar. (Foto: Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images)

El embrollo del tick azul, por llamarlo de alguna manera, comenzó poco después de que el CEO de Tesla entrase en las oficinas de Twitter con un lavabo entre las manos. Al nuevo dueño de la compañía, por la que ha pagado más de 40.000 millones de dólares, no le gusta el actual sistema de verificación y anunció que lo iba a cambiar. Su plan inicial, o eso dijo, era que todo aquel que quisiese seguir ‘luciendo' el tick azul debería pagar 20 dólares mensuales por él. Hubo quejas, muchas, y entonces decidió aplicar una rebaja a la mensualidad hasta los 8 dólares. Sirvió de poco, porque las protestas han continuado.

El plan ahora, según se ha publicado, es que cualquiera pueda comprarse la verificación sin que nadie realmente verifique su identidad. Una idea que no solo no ha gustado, sino que ha generado numerosos análisis sobre los efectos que el hecho de poder comprarse el tick azul puede tener en la propagación de noticias falsas o casos de suplantación de identidad. En este último punto se han producido numerosos ejemplos. Incluso el propio Elon Musk ha visto estos días como algunas personalidades verificadas le troleaban cambiando el nombre en su perfil usurpándole la personalidad demostrando lo fácil que sería ahora.

El problema con la compra del tick azul, hasta ahora gratuito y sometido a un proceso de verificación para su concesión, ha hecho que Musk le dé una vuelta más a su idea de cobrar por él. La solución, con la que se estuvo experimentando a lo largo del miércoles, fue la de colocar un nuevo icono gris acompañado de la palabra ‘oficial’. Pero duró poco. Unas horas después de hacerse visible, lo eliminaron. Musk respondió al comentario de uno de los usuarios a los que le apareció y desapareció con un contundente: “Lo acabo de matar”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Como informa Mashable, Esther Crawford, directora de gestión de productos de Twitter, explicó el martes cuál era el plan. Aunque ha cambiado en algunos puntos, su explicación sigue siendo válida para hacerse un poco de la idea del caos. “Mucha gente ha preguntado cómo podrá distinguir entre @TwitterBlue, suscriptores con marcas de verificación azules, y cuentas verificadas como oficiales, razón por la cual estamos introduciendo la etiqueta ‘Oficial' para seleccionar cuentas cuando lancemos”, avanzaba.

¿Cómo se pondría en práctica? Pues, según Crawford, “no todas las cuentas previamente verificadas obtendrán la etiqueta ‘Oficial’ y la etiqueta no está disponible para la compra. Las cuentas que lo recibirán incluyen cuentas gubernamentales, empresas comerciales, socios comerciales, los principales medios de comunicación, editores y algunas figuras públicas”.

En su explicación, esta trabajadora de Twitter añadía que “el nuevo Twitter Blue no incluye verificación de identidad: es una suscripción de paga opcional que ofrece una marca de verificación azul y acceso a funciones seleccionadas. Continuaremos experimentando con formas de diferenciar entre tipos de cuenta”. El miércoles llegaron los experimentos en línea y en abierto y con ellos el caos y la confusión generalizada.

Durante unas horas este miércoles estuvo visible la etiqueta en gris de 'oficial'. (Foto: Captura de Twitter)
Durante unas horas este miércoles estuvo visible la etiqueta en gris de 'oficial'. (Foto: Captura de Twitter)

Una vez pasadas las elecciones en Estados Unidos, por las que se retrasó la entrada en vigor del plan de pago el tick azul, este ya debería estar disponible. Después de un miércoles de pruebas y desconcierto, a día de hoy, jueves 10 de noviembre, y, como informa The Guardian citando a un ejecutivo de la compañía, las cuentas verificadas con el tick azul anterior de gobiernos, empresas, medios de comunicación y figuras públicas deberían haber visto como el icono ha cambiado por uno que representa que es ‘oficial’.

Si un usuario pincha sobre él verá un mensaje que le indica lo siguiente: “Esta cuenta está verificada debido a que tiene notoriedad en el ámbito gubernamental, de noticias, entretenimiento u otra categoría designada”. Este icono, a diferencia del tick azul de verificación de pago, no se puede comprar y no es un círculo sino una figura geométrica que puede recordar al trazo del dibujo de una flor.

EN VÍDEO | Meta despedirá a 11.000 trabajadores, el 13 por ciento de su plantilla