Elizabeth Holmes, la 'nueva Steve Jobs', culpable de defraudar a los inversionistas de Theranos

·2 min de lectura

Un jurado de EEUU ha encontrado culpable de cuatro de 11 cargos a la emprendedora y otrora favorita de Silicon ValleyElizabeth Holmes, acusada de un fraude millonario tras haber asegurado que su empresa Theranos había desarrollado un sistema revolucionario de análisis de sangre.

Holmes ha sido hallada culpable de tres cargos de fraude electrónico y uno de conspiración para cometer fraude electrónico y declarada inocente de otros cuatro. El jurado no llegó a un consenso en torno a tres cargos más de los que se señalaba a Holmes.

Cada cargo puede acarrear una pena máxima de 20 años de prisión y una multa de unos 250.000 dólares. Además, se vería obligada a devolver el dinero a quienes hayan sido estafados.

La decisión se conoció tras siete días de deliberaciones por parte de los 12 miembros del jurado (ocho hombres y cuatro mujeres).

En la mañana de este lunes, los miembros del jurado informaron al juez federal de EEUU Edward Dávila de que seguían divididos en tres de los cargos.

El magistrado les pidió que siguieran deliberando y que se tomaran todo el tiempo que sea necesario, “sin prisas”.

Una revolución que no era tal

Holmes, de 37 años, saltó a la fama por supuestamente haber inventado un sistema revolucionario para abaratar los costos de los análisis de sangre, lo que la convirtió en una estrella en Silicon Valley y en el mundo empresarial en general, hasta el punto de que se la comparaba con el cofundador de Apple, Steve Jobs.

Su compañía Theranos, fundada en 2003, atrajo rápidamente el interés de los inversores por el gran potencial de esos supuestos análisis de sangre y convirtió a su fundadora en multimillonaria a los 31 años.

En lugar de los test tradicionales, Holmes aseguraba que había inventado una nueva tecnología que permitía llevar a cabo complejos y costosos análisis de sangre de forma mucho más simple y requiriendo tan solo una o dos gotas extraídas del dedo del paciente.

Su costo era de una cuarta parte o incluso inferior con respecto a las pruebas tradicionales llevadas a cabo en los dispensarios médicos, lo que llevó a la cadena de farmacias estadounidense Walgreens a asociarse con Theranos para ofrecer los supuestamente revolucionarios test en sus tiendas de California y Arizona.

Sin embargo, el diario The Wall Street Journal publicó a finales de 2015 una serie de artículos de investigación en los que ponía en duda la credibilidad de los análisis de Theranos y acusaba a la compañía de, entre otras cosas, diluir las muestras de sangre obtenidas de los pacientes para aumentar su volumen.

Estas acusaciones hicieron que el Departamento de Justicia de EEUU presentara cargos contra Holmes y el expresidente y exconsejero de operaciones de la compañía, Ramesh Sunny Balwani (expareja sentimental de Holmes), a quienes acusó de haber engañado a los inversores, a los doctores y a los pacientes.

La empresa Theranos se disolvió en septiembre de 2018.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente