Eligen jurados para el caso Holmes, la expromesa de Silicon Valley

·2 min de lectura

La expromesa de la biotecnología, Elizabeth Holmes, acudió este martes a una corte de Estados Unidos para la selección de los jurados que analizarán su juicio por fraude, otro capítulo del caso que sacudió a Silicon Valley.

Vestida en su acostumbrado negro y con una mascarilla azul por la pandemia, la fundadora y exdirectora de la empresa emergente Theranos se sentó en el banquillo de la defensa en una corte federal en San José, California.

Holmes, ahora con 37 años, fue una celebridad del mundo de la tecnología, cuyo emprendimiento multimillonario prometía revolucionar los exámenes de laboratorio antes de terminar enterrado por varias acusaciones de fraude.

Ella y el exjefe de operaciones de Theranos, Ramesh "Sunny" Balwani, quien fue su pareja por algún tiempo, enfrentan cargos de conspiración para engañar a inversionistas y clientes de Theranos.

Ellos enfrentan juicios separados y, según documentos recientemente divulgados, Holmes planea argumentar que fue víctima de abuso y control por parte de su antiguo socio.

Holmes enfrenta cargos de fraude electrónico y conspiración para cometer fraude electrónico, lo que le podría costar 20 años de prisión.

El tribunal debe elegir en los próximos días a los 12 jurados que seguirán el caso, que se espera demore unas 13 semanas.

Jurados adicionales serán seleccionados como refuerzo, en caso sea necesario.

- Promesas marchitas -

Cuando lanzó la compañía de diagnósticos Theranos en 2003, a los 19 años, la carismática Holmes prometía resultados más rápidos y económicos que los de los laboratorios tradicionales. Los análisis también se realizarían con apenas gotas de sangre.

Figuras de peso como el exsecretario de Estado Henry Kissinger y el exsecretario de Defensa James Mattis, así como el magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, invirtieron en lo que parecía una apuesta segura.

Holmes fue considerada una visionaria y hasta comparada con el fundador de Apple, Steve Jobs.

Pero después de algunos años y miles de millones, la promesa se marchitó y las máquinas milagrosas no funcionaron.

De acuerdo con los fiscales, Holmes era consciente de ello y mentía a los inversionistas, a los doctores y a los pacientes para continuar recaudando dinero.

Holmes llegó a amasar una fortuna estimada de 3.600 millones de dólares, de acuerdo con la revista Forbes de 2014. En la época era la millonaria más joven sin haber heredado una fortuna.

El jurado debe escuchar a Kissinger y Mattis, que llegaron a integrar el consejo de Theranos, a partir del 8 de septiembre, cuando comiencen los testimonios.

Pero también testificarán pacientes que fueron mal diagnosticados con VIH o cáncer por los análisis defectuosos.

Si Holmes decide hablar, será el testimonio más esperado.

El juicio ha sido pospuesto varias veces porque la acusada tuvo un hijo en julio.

gc/rl/pr/yow

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente