Elena Arzak salsea el "aperitivo perfecto" con sabores marinos

·3 min de lectura

Madrid, 10 jun (EFE).- A Elena Arzak, del triestrellado Arzak en San Sebastián y nombrada Mejor Cocinera por The World's 50 Best Restaurants, le encanta el aperitivo, por lo que ha elaborado una salsa escabechada a base de mejillones, piparras encurtidas y alga nori para que los sabores del mar acompañen este tradicional momento.

Para la cocinera vasca, en cuya cultura gastronómica el picoteo tanto en forma de pintxos en los bares de su ciudad como en su casa es irrenunciable, el aperitivo perfecto es "intenso en sabor" y siempre acompañado de familiares o amigos.

También los integra en la cocina de Arzak porque "la gente llega con mucha ansiedad de comer y es el bocado que mejor te sabe, el que comes con más entusiasmo".

De ahí que aceptara el "reto" de Lay's Gourmet -como ya hicieran los Adriá para versionar la tortilla de patatas o el turrón- para elaborar una salsa que, en este caso, acompañara el aperitivo.

"En nuestra cultura el aperitivo es sagrado, con amigos o con familia", ha expuesto Elena Arzak durante la presentación este jueves de una salsa a base de mejillones escabechados, piparras encurtidas y alga nori que quiere llevar sabores marinos incluso a las ciudades del interior y que ha ideado para que se pueda servir sobre patatas conservando el crujiente.

"Me pareció un reto hacer una salsa para tanta gente porque en Arzak cocinamos para 60 personas y había que hacerlo con una gran calidad", ha dicho la cocinera sobre una salsa de edición limitada.

Después de trabajar con su equipo de I+D entre los más de mil sabores de su laboratorio, se decantó por aquellos marinos que le recordaban sus mejores momentos frente a la playa, tocados con la piparra vasca. "Aunque tengas que llegar a un gusto general, el producto tiene que mantener tu estilo", ha contado hoy en la presentación telemática de este trabajo creativo.

"Lo relaciono con mi historia, soy de San Sebastián, me gusta el mar, suelo ir a la playa, donde me encanta comer unas patatas fritas frente al mar, que es mi momento de paz. Y mi cocina está relacionada con el mar en el 70 % de los platos", ha contado.

Después de varias pruebas, que testó su padre, Juan Mari, y su familia, alumbró junto a su equipo creativo esta salsa. El proyecto, ha reconocido, le llegó en un momento "muy adecuado" con el restaurante cerrado por la pandemia: "Me hizo desconectar de los problemas".

El 28 de mayo reabría Arzak tras seis meses de parón por la pandemia, con Juan Mari Arzak lanzando en redes sociales un vídeo el mensaje "remángate y cocina" ante las dificultades.

"No veíamos el momento y por fin hemos arrancado, ha sido una mezcla de nervios y emoción, porque donde nos gusta estar es en el restaurante. Ha sido y sigue siendo temporada muy dura para la hostelería, poco a poco vamos viendo la luz. Estamos muy ilusionados, con platos nuevos y la gente está respondiendo muy bien. Hemos vuelto a la vida", ha manifestado la cocinera.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente