Así electrizó Miles Davis el jazz

·4 min de lectura
  <span class="attribution"><a class="link rapid-noclick-resp" href="https://www.alamy.com/jan-25-2006-miles-davis-photoscredit-image-globe-photoszumapresscom-image65656391.html?pv=1&stamp=2&imageid=D87EA0A1-F47B-4481-B31F-675C81B3D869&p=152373&n=0&orientation=0&pn=1&searchtype=0&IsFromSearch=1" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Zuma Press, Inc/Alamy">Zuma Press, Inc/Alamy</a></span>

Esta semana se cumplen treinta años de su muerte, pero la música de Miles Davis sigue más vigente que nunca. Davis definió el sonido –y los sonidos– del jazz moderno como ningún otro gracias a la forma en la que integró en el jazz la instrumentación eléctrica de estilos como el rock, el funk y el soul. Es uno de los músicos más influyentes del siglo XX en cualquier género.

Una forma de comprobarlo es ver la frecuencia con la que es sampleado por los músicos modernos.

Por ejemplo, se puede escuchar a Davis proporcionando un suave y relajado acompañamiento al rap enérgico y acentuado de Trademark Da Skydiver en el tema “Super Sticky”. Escuche y, después de los tonos aterciopelados del saxo tenor de John Coltrane, oirá el quejumbroso e instantáneamente reconocible lamento débil de la trompeta de Davis en su canción “Flamenco Sketches”, una de las melodías más famosas de Kind of Blue (1959), el álbum de jazz más vendido de todos los tiempos.

Artistas de hip-hop como The Roots, Mobb Deep, The Beatnuts, Black Moon, Heavy Da and The Boyz, Notorious BIG, Diddy, Outkast, Queen Latifah –por nombrar sólo algunos– han sampleado al trompetista de jazz.

Innovando en el jazz

Davis parecía destinado a la grandeza desde el principio. Su debut discográfico no pudo ser más prometedor. En 1945, sin haber terminado su formación en la prestigiosa Julliard School de Nueva York, sustituyó a Dizzy Gillespie en una sesión de grabación para el saxofonista Charlie Parker, el músico de jazz más reputado de aquella y de cualquier otra época. La versión del tema de Dizzy Gillespie “A Night in Tunisia” es un buen ejemplo de esta sesión.

Aunque la formación de Davis en el rápido y agresivo bebop de los años 40 resultó esencial, se le recuerda principalmente por su posterior trabajo como líder de la banda.

Constituyó un grupo de nueve músicos con una formación poco habitual, que incluía trompa y tuba. Aunque las grabaciones no tuvieron un éxito inmediato, anunciaron el cool jazz que se haría popular entre los músicos insatisfechos con la naturaleza predecible del bebop y su énfasis en el virtuosismo. Fue la publicación en 1957 del álbum Birth of the Cool, que contenía grabaciones que se remontaban a 1949, lo que dio un mayor reconocimiento a esta música.

En aquellos vertiginosos años, un nuevo estilo sustituía rápidamente al anterior y Davis estaba a la vanguardia de la mayoría de ellos. Después del cool jazz llegó el hard bop, una vuelta a la agresividad del bebop combinada con el emergente rhythm ‘n’ blues. Así puede escucharse en la canción “When Lights Are Low” (1955). También surgió el jazz modal, que utilizaba las escalas como base para la invención melódica, en lugar de las progresiones de acordes. El resultado fue Milestones (1958), una de sus obras maestras, a la que pronto siguió el legendario Kind of Blue.

Estas obras cimentaron su reputación, convirtiendo posiblemente a Davis en el músico de jazz más admirado de la década de los 60. Sin embargo, era típico de Davis no conformarse con esta adulación, sino seguir experimentando.

Jazz electrizante

Fascinado por el rock, el funk y el soul, añadió a su música instrumentos eléctricos –guitarras, pianos y teclados–, así como un ritmo trepidante. El resultado fue una “fusión” de la que surgió el álbum In a Silent Way (1969). Después llegaría el jazz rock de Bitches Brew(1970). Al igual que para el artista folk Bob Dylan, la electrificación resultó arriesgada para Davis. Parte de la comunidad del jazz nunca le perdonó lo que consideraba una “traición”. Sin embargo, más allá de ese género, su reputación no ha dejado de crecer.

En 1975, Davis se retiró de la esfera pública. Llevaba mucho tiempo sufriendo problemas de salud, agravados por el abuso de drogas. Increíblemente, reapareció en 1980 y consiguió continuar su carrera hasta su muerte, el 28 de septiembre de 1991.

En este tiempo se mantuvo abierto a nuevas influencias, incluido el hip-hop, que incorporó en su último álbum de estudio, Doo-bop (1991). Así que es casi seguro que hubiera aprobado que su obra fuera sampleada.

Su habilidad única como compositor y líder de una banda consistía en ser capaz de reunir a un grupo de músicos de talento único, a menudo jóvenes, y nutrirse de sus ideas, hasta el punto de que la autoría de muchos de sus temas más conocidos es discutida.

Por ejemplo, muchos creen que el pianista Bill Evans compuso “Blue in Green” de Kind of Blue. Sin embargo, aunque no siempre está claro quién aportó cada nota, los resultados son casi siempre del inconfundible Miles.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Björn Heile no recibe salario, ni ejerce labores de consultoría, ni posee acciones, ni recibe financiación de ninguna compañía u organización que pueda obtener beneficio de este artículo, y ha declarado carecer de vínculos relevantes más allá del cargo académico citado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente