Elecciones | La ultraderecha podría convertirse en la segunda fuerza política de Suecia

·1 min de lectura

Los suecos han salido a votar este domingo para decidir el destino del Riksdag, el Parlamento unicameral de Suecia. Según las encuestas, el triunfo de un partido sobre otro podría decidirse por décimas. Los socialdemócratas de la primera ministra Magdalena Andersson llevan una ligera ventaja.

Les sigue el partido de la ultraderecha Demócratas de Suecia, que por primera vez tiene claras posibilidades de convertirse en la segunda fuerza política del país. Y de tercer lugar se mantienen los conservadores del Partido Moderado.

Para los expertos, Suecia vive un complicado panorama político: no hay señales de lograr una mayoria parlamentaria para ningún partido, un presagio de unas arduas negociaciones para formar el próximo gobierno.

Los más de 7 millones de suecos llamados a votar decidirán si renuevan su voto de confianza al partido gobernante o si dan paso a un drástico e inédito cambio para el país.