Elecciones regionales y locales en Venezuela entre incidentes, esperanza y desmovilización

·4 min de lectura

Venezuela se enfrenta a sus primeras elecciones regionales desde hace cinco años. Entre incidentes menores y demora en la apertura de los centros de votación. 21 millones de venezolanos estaban llamados a las urnas.

Este domingo 21 de noviembre empezaron las elecciones locales y regionales en Venezuela. Los líderes chavistas y de la oposición hicieron temprano este domingo un llamado para votar a 21 de los 30 millones de habitantes para escoger a 23 gobernadores, 335 alcaldes, 253 legisladores de los Consejos Legislativos y 2.471 concejales en todo el país.

El primero en hacer su llamado a votar fue el dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, quien pidió a través de su cuneta Twitter que "millones de venezolanos" se expresen "a través de ese derecho de votar " que "pertenece a cada uno". "Salgamos a ejercerlo pensando en nuestra familia, en nuestra comunidad, en nuestra Venezuela", apostilló.

Más tarde se expresó el presidente Nicolás Maduro, confiado en que el chavismo volverá a ganar las elecciones. Como su rival en las elecciones en 2013, usó su cuenta Twitter para dejar un mensaje vocal de casi dos minutos. En él celebraba que sonara "la diana de la victoria", una tradición chavista que consiste en llamar con los primeros rayos del día al voto con cohetes. En él comparço también las elecciones con el bicentenario de una de las batallas más importantes para la revolución venezolana del siglo XIX: “nos toca la batalla de Carabobo hoy, pero con votos. Votos si, balas no”.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez ejerció en la mañana su derecho a votar, celebrando el regreso desde 2017 de la oposición al esquema electoral. Afirmó que “habían tomado otro rumbo, el del extremismo y la violencia”. Rodríguez también recordó que “el voto es sagrado”, afirmando que “aquel acto de autoproclamación (de Guaidó como presidente interino)" le costó "muy caro a la vida de la República".

El candidato opositor en el céntrico estado de Miranda (que alberga parte de Caracas), David Uzcátegui, utilizó la misma red para invitar a votar "con mucho amor y con mucha fe". Para él, este es un "día de esperanza" y de "victoria" para Miranda: "El día en donde el bien vencerá al mal" y "David vencerá a Goliat".

El único en hacer exepción al llamado a votar de este domingo, por ahora, es el exdiputado Juan Guaidó, que había hecho un llamado el día anterior a “unificar la lucha por recuperar nuestra democracia”.

Un inicio marcado por “incidentes aislados” y una poca participación

Desde las 6 de la mañana, hora de apertura de los centros de votación, se suponía que todas las mesas del país deberían estar instaladas. Sin embargo, a las 7:30 a.m. solo el 75% de los centros de votación estaban funcionando. A las 11 de la mañana faltaban todavía el 2% de los puntos de votación, según los informes por la televisión estatal de Pedro Calzadilla, presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE).

El funcionario mencionó que, en la primera mitad del día, se habían producido "incidentes aislados" y "menores, como siempre ocurre". Se refirió en concreto a varios apagones en algunos colegios electorales del área de Caracas, como en Petare, la mayor favela del país, ubicada al este de Caracas.

Se pudo observar también una escasa afluencia de votantes en las calles de Caracas. Paradójicamente, en Petare se veía más gente haciendo fila fuera de locales comerciales o gasolineras - con problemas de distribución en los últimos meses por la escasez de combustible- que en los colegios electorales.

En esta favela situada en el municipio de Sucre, uno de los cinco que componen Caracas, votó el opositor Carlos Ocariz, quien hizo parte de la campaña a gobernador del estado de Miranda para finalmente retirarse.

En su cuenta de Twitter mostró como votó a pesar de los apagones.

“No hay mucha motivación”

Las tres ultimas elecciones se habían caracterizado también por una baja participación, reflejando la poca motivación por falta de confianza en los liderazgos de voto.Los en torno a 6 millones de venezolanos que han salido del país según la ONU, representarían una merma de cerca del 25% del censo electoral.

"No hay mucha motivación en la población de votar como antes (...) quizás por la falta de líderes que digan la verdad. Hemos sentido que el liderazgo ha caído en el país y la motivación ha bajado mucho y, bueno, sigo manteniendo la fe", dijo Hector Palma, un joven carpintero venezolano, a la hora de votar.

Palma afirmó que decidió votar porque está esperando un "cambio" para que los servicios de luz, agua y alimentación lleguen "más oportunamente" a los sectores populares, tal y como han prometido los candidatos a las elecciones regionales y locales tanto del chavismo como de la oposición.

Estas elecciones están vigiladas por la Unión Europea por primera vez en 15 años. Los observadores electorales están presentes en algunos miles de los 14.400 centros de votación.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente