Elecciones parlamentarias en Irak: las fuerzas de seguridad votaron anticipadamente

·4 min de lectura

Cerca de 25 millones de personas, de los 40 millones de habitantes del país, han sido convocadas a las urnas este domingo para unas elecciones parlamentarias que fueron adelantadas un año, en respuesta a las masivas manifestaciones de finales de 2019. En una llamada "votación especial", las fuerzas de seguridad, los solicitantes de asilo y prisioneros votaron anticipadamente este viernes. El resto de ciudadanos lo hará el domingo 10 de octubre.

Desde muy temprano este 8 de octubre, miles de miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes se desplazaron a los diferentes centros de votación para participar en unas elecciones parlamentarias que, este año, llegan con un aire esperanzador entre la población, con la participación de más representantes independientes que de costumbre.

Son cerca de 1,75 millones de integrantes de las autoridades, más de 120.000 desplazados internos y alrededor de 670 presos quienes fueron llamados a las urnas este viernes.

La jornada electoral estuvo militarizada por tierra y aire, con camiones militares, policías, funcionarios del Ministerio de Interior y de Defensa y aviones de combate que sobrevolaron Bagdad, la capital.

El domingo, cerca de 25 millones de iraquíes aptos para votar están llamados a las urnas para continuar con la votación. Esta es la quinta vez que se organizan unas elecciones parlamentarias en Irak desde la invasión liderada por Estados Unidos que derrocó a Saddam Hussein en 2003.

Este año se presentaron 3.449 candidatos que compiten por 329 escaños en el Parlamento.

"Nuevas caras que dan esperanza" a algunos iraquíes

A pesar de que muchas personas han expresado que no votarán el domingo, algunos de los que sí lo hicieron este viernes se mostraron esperanzados respecto a las personas que eligieron.

Es el caso de Ali Abás, un integrante del cuerpo de protección de embajadores y diplomáticos iraquí. "Los cuerpos de seguridad son sensibles y espero que cualquier persona que se encargue de este órgano esté especializada", dijo a la agencia de noticias EFE.

El hombre aseguró además que el país necesita "una mejora en la educación y en la salud", dos sectores que han quedado en el olvido en los últimos 40 años a raíz de la corrupción en el Gobierno y el conflicto interno.

Por su parte, Ali Husein Ali, que trabaja con la Policía Federal de Irak, dijo que esta jornada de elecciones "es un día de estabilidad para el país (…) los candidatos pertenecen a grupos independientes y no a los partidos que gobernaban", expresó.

Este logro se debe a que, en 2020 se aprobó una nueva ley electoral que reduce el monopolio de las formaciones tradicionales.

Otras personas aptas para votar, como una mujer de 45 años entrevistada por la agencia Reuters y que no quiso revelar su identidad, dijo que ni ella ni su esposo votarán el domingo. Ambos viven en un campo de desplazados internos. "Los políticos nos visitaron antes de las últimas elecciones (en 2018) y prometieron ayudarnos a regresar a nuestras ciudades. Eso nunca se materializó. Nos han olvidado".

Varios hechos de fraude que se han repetido en elecciones anteriores se tratan de evitar en las parlamentarias de este año con el uso de una tarjeta biométrica intransferible. Además, está prohibido el uso de teléfonos móviles al interior de los centros de votación, ya que "algunos partidos llegaban a acuerdos con los votantes", quienes recibían dinero si mostraban una fotografía que evidenciara que habían votado en su favor, como aseguró Ali Ebadi Hasan, encargado de la Comisión Suprema Electoral en Irak.

Las manifestaciones de 2019, el detonante de una sacudida política en Irak

Hace dos años, miles de personas salieron a las calles de varias ciudades iraquíes para manifestarse contra el Gobierno, que fue luego derrocado. Estas protestas obligaron al actual Gobierno del primer ministro Mustafa al-Kadhimi a celebrar elecciones anticipadas.

Al año siguiente se aprobó una ley electoral con el fin de fomentar una mayor participación de candidatos independientes.

Luego del cierre de los centros de votación este viernes, Al-Kazemi afirmó que estas elecciones anticipadas representan "la esencia de la deseada transformación y cambio político que los iraquíes exigieron en las calles en octubre de 2019".

Si bien la revuelta social propició cambios en el seno del Gobierno, muchos activistas que se oponen a los partidos tradicionales sunitas y chiitas han sido amenazados o asesinados, lo que ha alejado a muchos candidatos independientes a participar en las elecciones de este año.

Con Reuters, AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente