Cuánto tiene que remontar Pablo Iglesias para que la izquierda pueda gobernar en Madrid

·4 min de lectura

El anuncio de Pablo Iglesias de presentarse como candidato a presidente de la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones del 4 de mayo puede servir como revulsivo a la izquierda madrileña.

No porque Iglesias vaya a competir de tú a tú con la líder del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, como anuncio en el vídeo de presentación, sino porque aleja a UP del abismo del 5%, necesario para tener representación en la Asamblea.

Con UP por encima de ese umbral mínimo, alrededor del 7% según el promedio de encuestas, el riesgo de quedarse sin representación en la Asamblea de Madrid disminuye, por lo que podrían pasar de no tener ningún escaño a poder conseguir en torno a 9 y, lo que es más importante, sumar diputados dentro del bloque de izquierdas, compuesta por el PSOE, Más Madrid y UP.

Pablo Iglesias aporta una candidatura conocida por la mayoría de los ciudadanos y soluciona un problema que acechaba a la candidata de la coalición morada en las pasadas elecciones, Isa Serra, que se enfrenta a una condena e inhabilitación por su implicación en unos altercados con la policía durante un desahucio y pendiente de la ratificación por el Tribunal Supremo.

Con este golpe de efecto, Unidas Podemos es el partido que más ha crecido en los últimos días, con una ganancia neta de 1 punto porcentual tras el anuncio de Iglesias. Esa ganancia podría aumentar hasta los 3 puntos si consideramos las encuestas publicadas en los últimos 5 días, pero hay que ser cautos, ya que UP podría estar viviendo un “efecto luna de miel”. Es decir, habrá que esperar algunos días más para ver si estas tendencias siguen su cauce, se estabilizan o vuelven a su origen tras diluirse el efecto mediático que se ha generado alrededor.

Los sondeos indican ahora que Pablo Iglesias moviliza a un sector de la izquierda que parecía desmovilizada y las más recientes ven un incremento de la participación en torno a 2 o 3 puntos (algunos lo sitúan por encima de 70%, otros alrededor del 65%).

Pero el ‘efecto Iglesias’ no parece, según las encuestas, aumentar el voto del bloque de izquierdas. El porcentaje de voto entre PSOE, Más Madrid y UP se coloca alrededor del 45%, 8 puntos por debajo del bloque de derechas que conforman PP, Vox y Cs.

Como se puede ver en el gráfico que sigue, los bloques ideológicos pareces seguir más o menos estables en el tiempo, y la izquierda necesitaría bajar la diferencia entre bloques en torno a 5 puntos para ser competitivos y poder gobernar la Comunidad de Madrid.

Veamos algunas opciones:

  • Escenario actual. Por ahora, según el promedio de encuestas, el bloque de derechas sumaría en torno a 75 escaños, 6 más de los necesarios para obtener la mayoría absoluta de 69. Esto, contando con la presencia de Cs en la Asamblea, con el 5% y 7 escaños, que terminarían entrando in extremis.

Si este escenario se cumpliera, el bloque de la derecha revalidaría el gobierno de la Comunidad, con mayor influencia de Vox en la toma de decisiones, a no ser que Ciudadanos optara por apoyar al otro bloque que, visto lo visto, todo podría pasar.

  • Ciudadanos cae por debajo del 5%. Otro escenario plausible. A este ritmo, cabría esperar que Cs cayera por debajo del umbral mínimo la próxima semana y dejara de tener representación en la cámara. De este modo, los 7 escaños que podría obtener el partido naranja se repartirían proporcionalmente entre los demás, y el equilibrio entre bloques quedaría favorables para la derecha con 71 escaños frente a 65 de la izquierda.

  • La izquierda se moviliza y llega al 49%. Actualmente las encuestas indican que el bloque de la derecha está muy movilizada. Si la izquierda se movilizara más, como parecen indicar los sondeos más recientes, y Cs quedara sin representación (hay encuestas recientes que lo tienen por debajo del 3%), el bloque progresista podría sumar para gobernar.

Para ello, sería necesario que las izquierdas sumaran por lo menos un 49% del voto, 4 puntos más que ahora. Además, no importaría en exceso qué partido dentro del bloque crece más debido al reparto proporcional y la cantidad de escaños totales en juego (136). En este escenario, la izquierda sumaría 69 escaños, los justos para obtener la mayoría deseada.

Parece que esta opción puede estar al alcance del bloque de izquierda, pero tan sólo 2 veces en los últimos 40 años han conseguido superar la cifra del 49%, en 1983 y 1991. En las pasadas elecciones, la izquierda obtuvo un 47,8% y en 2015 el 48,7%. Pero en ambas ocasiones, el bloque de la derecha no consiguió alcanzar el 51% y, actualmente, están por encima de esa cifra.

Por tanto, será importante ver el equilibrio entre bloques en las próximas semanas. Es la clave que dirá si la izquierda puede sumar un gobierno alternativo al del PP, que ha gobernado desde 1995 sin interrupción.

VER VÍDEO | Díaz será vicepresidenta tercera por debajo de Calviño

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente