Elecciones en Francia: ¿'juicio mayoritario' para luchar contra la abstención y el voto útil?

·5 min de lectura

Experimentado durante las primarias populares en enero, el llamado 'juicio mayoritario' vuelve a estar en el debate en las elecciones presidenciales de Francia. Un experimento realizado por la asociación Mieux Voter, el CNRS y la Universidad de Paris-Dauphine permitió comparar el método de votación actual con el del 'juicio mayoritario'.

Con 12.824.169 votantes registrados que han preferido la abstención a cualquiera de los 12 candidatos presentes durante la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el voto por mayoría uninominal directa a dos vueltas, practicado para las elecciones presidenciales francesas desde 1965, mostró nuevamente sus límites. Sobre todo porque a estos abstencionistas hay que sumar los 543.609 votos en blanco, los 247.151 votos nulos y los numerosísimos –pero incalculables– votos útiles.

“Si razonamos en porcentaje de votantes registrados, el bloque abstención-blanco-nulo sale ampliamente a la cabeza en la primera vuelta con un 27% cuando Emmanuel Macron solo hace un 20%", analiza Chloé Ridel, cofundadora de la asociación Mieux Voter. "Esto significa que, independientemente del ganador el 24 de abril, el 80% de los franceses inscritos en las listas electorales no habrán votado por el futuro presidente en la primera vuelta, cuya legitimidad será extremadamente frágil".

La asociación Mieux Voter ha estado haciendo campaña desde su creación, en enero de 2018, para mejorar el sistema electoral francés y propone la implementación del llamado 'juicio mayoritario'.

Imaginado a principios de la década del 2000 por dos investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS), Michel Balinski y Rida Laraki, este método de votación invita a los votantes a expresar su opinión sobre todos los candidatos otorgándoles una mención. Un método que permite evaluar varias aplicaciones y juzgarlas con matices, sin que se anulen entre sí.

"Además de la abstención, la primera vuelta de las elecciones presidenciales ha vuelto a poner en evidencia una de las lacras de nuestra democracia: el voto útil", juzga Ridel. "Innumerables votantes prefirieron apostar por un candidato mejor situado en las encuestas que por su primera elección", agrega la cofundadora de la asociación.

De hecho, Emmanuel Macron, Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon se han beneficiado plenamente de la lógica del voto útil al desviar los votos de Valérie Pécresse, Éric Zemmour y el resto de la izquierda, respectivamente. Sin embargo, en su discurso posterior al anuncio de los resultados, estos tres candidatos se expresaron como si todos los votos que habían recogido correspondieran al 100% a un voto de membresía.

Medir la adhesión real a un candidato

Para resaltar esta paradoja, la asociación Mieux Voter lanzó, del 4 al 10 de abril, una consulta en línea para comparar el sistema de votación actual con el 'juicio mayoritario'. Se pidió a los participantes que eligieran a su candidato en la primera ronda de acuerdo con el sistema tradicional y también a que calificaran a cada candidato en una escala de menciones que iba desde "Excelente" hasta "Rechazado".

Cerca de 30.000 personas participaron en la consulta, la gran mayoría de los cuales eran votantes de izquierda. Así, en la votación mayoritaria, Jean-Luc Mélenchon obtuvo el 55,46% de los votos de los participantes, seguido de Emmanuel Macron (14,38 %) y Yannick Jadot (10,52 %).

Pero incluso si esta consulta no tenía como objetivo formar una muestra representativa del electorado francés y que los partidarios de Jean-Luc Mélenchon estaban sobrerrepresentados allí, "el análisis de los resultados es sin embargo muy instructivo", afirma el informe escrito por Mieux Voter, el CNRS y la Universidad Paris-Dauphine.

Si, como era de esperar, encontramos a Jean-Luc Mélenchon también a la cabeza del juicio mayoritario, con una mención "Bueno", seguido de todos los candidatos de izquierda, Emmanuel Macron cae al séptimo lugar, con una mención "Insuficiente".

Además, el ‘juicio mayoritario’ permite medir el apoyo real a un candidato. "Aunque el 55% de los participantes indicó que tenía la intención de votar por Jean-Luc Mélenchon en la papeleta clásica, sólo el 18% le otorgó la mención máxima 'Excelente', el 22% la mención 'Muy bueno' y el 19% la mención 'Bueno'", subraya el informe. Asimismo, "la puntuación de Yannick Jadot en el voto mayoritario (10,52%) no refleja su legitimidad real ya que en el juicio mayoritario, el 36,7% de los participantes cree que es al menos ''Bueno'".

"Una calificación no es un voto"

Sin embargo, ¿están los votantes franceses y la clase política listos para cambiar el sistema de votación? La experiencia de las primarias populares de enero fue una oportunidad para escuchar muchos comentarios negativos sobre el ‘juicio mayoritario’.

"Una nota no es un voto. (...) Los votantes no son jueces, son ciudadanos", comentó en particular el expresidente de la República, François Hollande, el 31 de enero, durante un debate organizado en Sciences-Po París.

"Es bueno que haya discusión'', responde Chloé Ridel. "Cualquier idea nueva o revolucionaria siempre es recibida con burla. Pero ahora el debate existe. Es un tema que se debe tener en cuenta y esta elección lo demuestra. No es posible seguir con un modelo de elección que deja a tantas personas por fuera", agrega.

El experimento lanzado por Mieux Voter continuará en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Mientras, la consulta iniciada con los activistas de Francia Insumisa -el partido de Mélenchon- muestra que una mayoría se ha expresado a favor del voto en blanco y que muchos votantes de izquierda se debaten entre el voto de Emmanuel Macron, el voto en blanco o la abstención. El juicio de la mayoría les permitiría bloquear a la extrema derecha mientras juzgan "insuficiente" el proyecto de Emmanuel Macron.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente