"Es una mala estrategia": los republicanos críticos con la acusación de fraude que hace Trump

Redacción - BBC News Mundo
·4 min de lectura
Donald Trump
Donald Trump ha exigido que se detenga el conteo de votos, pero su equipo legal dice que eso no es lo que se pide.

"¡DETENGAN EL CONTEO!", "¡DETENGAN EL FRAUDE!", escribió este jueves en Twitter el presidente Donald Trump.

"¡CUALQUIER VOTO QUE SE HAGA DESPUÉS DEL DÍA DE LAS ELECCIONES NO SERÁ CONTADO!", agregó en otro mensaje que la red social marcó como "engañoso".

Y es que desde la noche de la elección presidencial, el mandatario dijo que era el ganador y señaló que está en marcha una maniobra fraudulenta en el conteo de votos posterior a la votación del 3 de noviembre.

En una rueda de prensa en la Casa Blanca, el mandatario volvió a la carga este jueves repitiendo que "si cuentas los votos legales yo gano con facilidad".

Su afirmación, sin embargo, no refleja la realidad de los hechos. Los votos que se están contando son legítimos ya que fueron emitidos y enviados por correo dentro del plazo legal.

Pese a ello, su equipo de abogados ha emprendido una ofensiva en los tribunales para detener el conteo en algunos estados.

Algo que Trump reconoció ante los periodistas argumentando que había muchas acciones judiciales "por lo injusto que fue este proceso".

Un tuit de Donald Trump
Un tuit de Donald Trump

"Al final, yo siento que los jueces tendrán que decidir", afirmó.

Pero no todos en el Partido Republicano, ni en su equipo de asesores, respaldan la estrategia del presidente.

"Durante su discurso en la Casa Blanca el miércoles por la mañana, [Trump] dijo que la votación debería detenerse", reportó el corresponsal de la BBC en Norteamérica, Anthony Zurcher.

Pero poco después, los abogados del mandatario "explicaron que no se estaba pidiendo que terminara el conteo, ya que eso sería antidemocrático".

Giuliani en una rueda de prensa
El abogado personal de Donald Trump, Rudolph Giuliani, encabeza la batalla legal del presidente en Pensilvania.

Y otros líderes republicanos no están de acuerdo con la estrategia que está emprendiendo el presidente contra el demócrata Joe Biden.

¿Una mala estrategia?

Uno de los principales aliados del presidente en el Congreso, el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, fue enfático cuando le preguntaron sobre el conteo de votos.

"Bueno, no es inusual que la gente diga que ganó las elecciones. Puedo pensar que eso sucederá en numerosas ocasiones. Pero afirmar que ganas las elecciones es diferente a finalizar el recuento (de votos)", señaló.

"Y lo que veremos aquí en los próximos días, tanto en las competencias por el Senado como por las presidenciales, es que cada estado finalmente llegará a un resultado final", añadió.

Un recuento de votos en Georgia
Este año la cantidad record de votos enviados por correo ha retrasado los conteos en varios estados.

Chris Christie, asesor de Trump y exgobernador de Nueva Jersey, consideró que "no hay base" para pedir que se detenga el conteo de votos por correo.

"Simplemente no lo hay. Todos estos votos tienen que contarse ahora. Tienes que dejar que el proceso se desarrolle antes de juzgar que tiene fallas. Y al hacer esto prematuramente, si hay una falla más adelante, has socavado tu propia credibilidad", dijo Christie a ABC News.

"Así que creo que es una mala decisión estratégica, es una mala decisión política y no es el tipo de decisión que uno esperaría".

Marco Rubio, senador republicano por Florida (estado clave ganado por Trump), también criticó la postura de frenar el conteo de votos, pero defendió el derecho a impugnar.

"Tomarse días para contar los votos emitidos legalmente NO es un fraude. Y las impugnaciones judiciales a los votos emitidos después de la fecha límite legal de votación NO es una supresión [del voto]", escribió en Twitter.

El gobernador republicano del estado de Ohio, Mike DeWine, dijo que, aunque es partidario de Trump, "si termina siendo Biden [el ganador], todos lo aceptaremos".

"Creemos en el estado de derecho (…) Cada voto tiene que ser contado. Nosotros, como país, aceptamos los resultados de las elecciones. Creemos en contar todos los votos", expresó en entrevista con la cadena conservadora Fox News.

Desde el clave estado de Pensilvania, Rick Santorum -un exsenador republicano- señaló que estaba "muy angustiado" por los comentarios de Trump: "Usar la palabra fraude creo que está mal".

Y Ben Shapiro, un analista conservador pero crítico del mandatario republicano, afirmó que los comentarios del mandatario son "profundamente irresponsables".

"¿Dónde está el Partido Republicano?"

Por otra parte, la aparente falta de apoyo del Partido Republicano también ha sido sacada a relucir desde el entorno del presidente.

Este jueves, Eric Trump, uno de los hijos del mandatario, publicó un tuit que borró minutos después: "¿Dónde está el GOP¨[Partido Republicano]. Nuestros votantes nunca lo olvidarán".

Aun así el presidente ha seguido impulsando su estrategia legal.

Y como dijo la noche de la elección, no descarta llegar a la Corte Suprema, para la que nominó a tres de los nueve jueces del máximo tribunal.

Vídeo | Trump pone en duda el sistema democrático como salvavidas ante su posible derrota