Merkel, fortalecida tras la victoria de la CDU en la elección regional de Sarre

Por Cecile HAUPTMEIER, Yacine LE FORESTIER en Berlín
1 / 3
La canciller alemana, Angela Merkel, el 25 de marzo de 2017 en un acto de la Unión Europea en Roma

El partido conservador de la canciller alemana, Angela Merkel, ganó claramente este domingo la elección regional en el estado de Sarre con más de 40% de los votos, lo que significó un balde de agua fría para las aspiraciones socialdemócratas de hacer tambalear a la canciller en la consulta de septiembre.

Los demócrata-cristianos (CDU) alcanzaron el 40,7%, según resultados definitivos publicados en la noche, o sea cinco puntos más que en la última elección regional en esta exregión minera, con tradición obrera y fronteriza con Francia.

Los socialdemócratas quedaron muy distanciados en esta elección "prueba", con 29,6% de los votos, según resultados definitivos.

Esta primera consulta del año servía para medir la capacidad real del nuevo líder de los socialdemócratas, Martin Schulz, de hacer tambalear en las legislativas de septiembre a la canciller Merkel tras doce años en el poder.

El SPD retrocedió con relación a los resultados de la última elección para renovar el parlamento regional en Sarre, en 2012, cuando obtuvo 30,6% de los votos.

Schulz reconoció que "no es una buena velada para nosotros (...) pero esto no quiere decir que no ganemos en nuestro objetivo de cambio en la cancillería" en septiembre, subrayando que las elecciones son "un maratón, no un esprint".

El ministro social-demócrata de Justicia, Heiko Maas, reconoció "una decepción" para su partido. "Esperábamos más", afirmó.

El SPD fue penalizado en Sarre por la perspectiva de una alianza con la izquierda radical, surgida del ex-partido comunista de la RDA, que asusta a parte del electorado. "Esto nos perjudicó claramente", dijo Maas.

Aunque las consecuencias de este resultado son relativas -pues Sarre solo tiene 800.000 habitantes, apenas el 1% de la población alemana-, estaba siendo observado con atención en previsión de las legislativas del 24 de septiembre.

- Merkel fortalecida -

El resultado le da nuevo aire y fortalece a la canciller, que sufría el efecto conjunto en los últimos meses de las críticas de la derecha contra su política migratoria generosa y el avance por la izquierda de los socialdemócratas en las encuestas desde el inicio del año, tras la llegada a su dirigencia de Martin Schulz, ex presidente del Parlamento europeo.

Los resultados en Sarre son un revés para Shulz, en tanto las últimas encuestas nacionales predecían una lucha cerrada con el partido demócrata-Cristiano de Merkel, con miras a las legislativas.

El "efecto Schulz" por el que apostaba el SPD, con un discurso claramente de izquierda sobre los asuntos sociales y una voluntad de mostrarse como un hombre "cercano al pueblo", muestra así sus límites, aunque de manera provisional.

El SPD esperaba al menos en Sarre acercarse a la CDU, para poder a través del juego de las alianzas apoderarse del poder regional formando coalición con la izquierda radical de Die Linke. Este último partido obtendría entre el 13 y el 14% de los votos, según las cadenas de televisión.

El número sumado de los escaños de ambos partidos no es suficiente para forjar una alianza de este tipo. Además, los ecologistas no lograron superar el nivel mínimo de 5% para ingresar al Parlamento regional.

El SPD no tendrá más opción que seguir siendo socio minoritario de una coalición dirigida con más firmeza por la CDU y su jefa local, Annegret Kramp-Karrenbauer, apodada la "Merkel del Sarre" y que la canciller considera, según la prensa alemana, como su sucesora.

La derecha nacionalista de la AfD entra al Parlamento de Sarre con el 6,2% de los votos y de esta manera ya está presente en 11 parlamentos regionales de un total de 16 que hay en el país.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines