Elecciones de EEUU: ¿por qué aún no tenemos ganador y quién tiene más posibilidades de ser Presidente?

Redacción Noticias
·4 min de lectura

Pasó el umbral de la madrugada del martes al miércoles y, como se pronosticaba en uno de los escenarios posibles antes de estas elecciones de EEUU, aún no tenemos Presidente, ni lo tendremos con seguridad en las próximas horas, y el escenario promete ser tenso, después de que Trump se haya autoproclamado vencedor sin tener lo votos necesarios, amenazando con ir al Tribunal Supremo, en una clara maniobra para frenar el voto por correo que probablemente estropee la remontada.

Las encuestas trabajaban bajo dos supuestos: que Biden ganara claramente o que lo hiciera de manera ajustada tras un recuento electoral del voto por correo que se puede prolongar hasta el fin de semana. Bien, ya podemos decir que las encuestas se han equivocado enormemente en el primer supuesto y queda por ver si no lo van a hacer en el segundo y tenemos a Donald Trump por otros 4 años más en la Casa Blanca. Solo un 10% de posibilidades tenía el todavía Presidente republicano de prevalecer en el poder. Ahora una nueva victoria es posible, aunque los números, a esta hora de la mañana, pueden engañar un poco: Trump no es el favorito, Biden lo es más según pasan las horas.

La clave de lo que ha ocurrido hasta ahora está en los resultados espectaculares de Trump con el voto entre las minorías, principalmente la latina e hispana, mucho mejores que los de hace cuatro años, cuando Hillary Clinton supo convencerles, aunque no lo supo capitalizar con la población blanca. Es una situación que las encuestas no han visto venir, entre otros motivos que han apretado mucho más la contienda de lo esperado.

¿Por qué Biden tiene muchas posibilidades de ganar las elecciones?

Simple y llanamente, por el voto por correo. Wisconsin, Michigan y Pennsylvania, que en un principio daban ventaja a Trump, se está dando la vuelta. ¿Por qué? Porque este voto es en su mayor parte demócrata, tal y como se ha visto en los registros. En Pennsylvania, por ejemplo, hay un total de 2 millones de votos por correo, con 1 millón de ellos favorables a los demócratas, se estima. La mayor parte de estas papeletas pertenecen a grandes ciudades, como Pittsburg o Filadelfia en Pennsylvania, o Detroit, en Michigan. En Wisconsin la situación ya se ha volteado gracias al voto por correo en la ciudad de Milwaukee.

¿Cuándo se conocerán todos los votos por correo en Wisconsin, Michigan y Pennsylvania?

Los de Wisconsin, por ejemplo, ya se conocen en su totalidad, y a falta de confirmación oficial, el estado ha caído en manos demócratas, aunque los republicanos ya han dicho que pedirán un recuento, al quee tienen derecho si la diferencia es inferior al 1%. Michigan, que también se ha volteado a color azul, se confirmará en unas horas, y parece que Pennsylvania será el más lento de todos, con opciones de llegar al mismísimo viernes.

¿Qué pasa con Georgia y Nevada?

El estado de Georgia parecía caer del lado republicano según comenzaba la noche, pero el voto por correo sin contar podría también dar la vuelta a la tortilla. Los resultados se deberían de conocer en unas horas. La mayoría de estos votos restantes por contar proceden de la ciudad de Atlanta, muy favorable a los demócratas, de ahí que se espere una remontada y Biden tenga un pronóstico algo favorable, al contrario de lo que ocurre en Carolina del Norte. Con respecto a Nevada, la situación está muy muy igualada pero los votos que faltan por contar por correo parecen favorables a los demócratas. Existen dudas de si lo sabremos hoy miércoles o habrá que esperar hasta el jueves.

¿En qué escenarios ganaría Biden?

Contando con su triunfos en Arizona, Minnesota, y Wisconsin, Biden necesita ganar 2 de estos 5 estados: Nevada, Georgia, Michigan, Pennsylvania y Carolina del Norte. En el escenario actual, Biden va por delante en Michigan y Nevada, mientras que en Georgia y Pennsylvania se espera que remonte. Carolina del Norte es el que tiene más complicado.

¿En qué escenarios ganaría Trump?

Lo tiene bastante peor que Biden, necesita ganar en 4 de estos 5 estados que quedan por confirmar. Carolina del Norte lo tiene encarrilado, con Pennsylvania podría tener esperanzas y en Georgia podría esperar que no fructificara la remontada. Los ojos se tornarían entonces sobre Michigan, donde ya va por detrás.