Elecciones en Alemania | El socialdemócrata Olaf Scholz juega sus últimas bazas

·1 min de lectura

Partía como favorito, pero el socialdemócrata Olaf Scholz ha llegado al final de la campaña en Alemania con su ventaja en los sondeos reducida a la mínima expresión.

Este sábado, a pocas horas de las elecciones, ha dialogado sobre el futuro con los votantes de su circunscripción de Postdam, ante los que ha puesto el foco en las deficiencias de la Alemania de Angela Merkel.

"Tendremos que construir más viviendas, para tener por fin alquileres razonables -afirmó-. Antes construíamos 800.000 viviendas al año en Alemania, ahora solo construimos 300.000. Mi objetivo es llegar a 400.000 pisos nuevos cada año".

"Convertir Alemania en una sociedad gigabyte"

El candidato del SPD promete un aumento del salario mínimo e insiste en que "Alemania necesita un cambio", que incluiría, entre otras cosas, una inversión pública en infraestructura digital, una de los capítulos pendientes en el país.

"Es bueno tener wifi en las escuelas, pero todavía no tenemos una buena conexión en todos los edificios residenciales. Necesitamos tener Internet de calidad en todo el país para que cada vivienda, cada empresa tenga una conexión estable. Me gustaría transformar Alemania en una sociedad gigabyte", aseguró.

A favor de Scholz juega su sólida experiencia desde 2018 como ministro de Finanzas del Gobierno de coalición de Merkel, algo que da confianza al votante alemán. En contra, muchos subrayan su talante excesivamente serio, "aburrido" según sus detractores.

Las últimas bazas ya se han jugado. La decisión está ahora en manos de los votantes alemanes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente