Entra en vigor el veto de EEUU y Reino Unido de llevar ordenadores en los aviones

Por Mohamad Ali Harissi con David Harding en Doha
1 / 2
Un pasajero mide el tamaño de su teléfono móvil el 25 de marzo de 2017 en un mostrador de facturación del aeropuerto de Túnez-Cartago antes de embarcar un avión rumbo a Londres

La prohibición de llevar ordenadores en los aviones impuesta por Estados Unidos y Reino Unido para algunos vuelos provenientes de países árabes y de Turquía entró en vigor este sábado, para disgusto de los viajeros de negocios y de algunos padres.

"Comprendo los aspectos de seguridad", dijo a la AFP Debbi Corfield, una británica que se encontraba en el aeropuerto de Doha, en Catar, una de las plataformas afectadas por el veto estadounidense.

Pero "el problema llegará cuando necesite trabajar a bordo, ya que mi tiempo de trabajo se reducirá", añade esta consultora de una firma estadounidense del sector médico, que viaja al menos tres veces al año a Estados Unidos por razones de trabajo.

Según ella, su empresa y muchos de sus compañeros se verán sin duda "afectados" por esta medida.

En el aeropuerto de Dubái, uno de los más frecuentados del mundo, el personal de la compañía nacional Emirate explicaba a los pasajeros la prohibición y presentaba "las actividades de ocio" previstas después de la facturación.

El veto entra en vigor, en este aeropuerto y otros del Golfo, en un fin de semana muy concurrido en el que se esperan 1,1 millones de pasajeros entre el viernes y el domingo.

- Padres decepcionados -

En este aeropuerto que acoge el mayor número de pasajeros internacionales del planeta, algunos padres fruncían el ceño.

"Tengo dos hijos y siempre están con un Ipad en la mano", suspira Samuel Porter, que viaja en familia.

Las autoridades estadounidenses prohibieron llevar ordenadores y tabletas en la cabina de los aviones de los vuelos de nueve compañías aéreas provenientes de diez aeropuertos internacionales de países árabes y de Turquía, alegando un riesgo de atentado.

Los ocho países cuyas compañías y aeropuertos se ven afectados son todos aliados o socios de Estados Unidos: Turquía, Jordania, Egipto, Arabia Saudí, Kuwait, Catar, Emiratos Árabes Unidos y Marruecos.

Estados Unidos no precisó la duración de esta medida, pero la compañía aérea Emirates, con sede en Dubái, declaró a la AFP que se le había ordenado aplicarla hasta el 14 de octubre.

El veto afecta también a las aparatos vendidos en las tiendas duty-free, indicó a la radio DubayEye el presidente del aeropuerto de Dubái, Paul Griffith.

Para intentar calmar el descontento de sus clientes, tan apegados a sus pantallas portátiles, Emirates, puso un servicio especial gratuito que permite utilizar aparatos electrónicos hasta el embarque.

El reto es enorme para esta compañía, que opera 18 vuelos diarios a Estados Unidos desde Dubái.

Turkish Airlines hizo lo mismo desde los aeropuertos de Turquía.

- Viva los libros -

En Dubái, este sábado por la mañana, algunos viajeros encontraron un sustituto a las tabletas. "Me he traído dos libros. ¡Hacía mucho tiempo!", exclamó una pasajera.

Por su parte, Abu Dabi, aeropuerto de los Emiratos también afectado por el veto, intenta seducir a los pasajeros con otras ventajas.

La compañía nacional Etihad señala que los viajeros con destino a Estados Unidos pueden pasar todos los controles de inmigración y de aduanas a la salida de Abu Dabi, uno de los pocos aeropuertos en el mundo con este servicio.

"Así no necesitan hacer la cola al llegar a Estados Unidos", indicó Etihad a la AFP.

Inmediatamente después a Estados Unidos, Reino Unido anunció el miércoles una medida casi similar que, salvo a Emiratos Árabes Unidos, afecta a Turquía y cinco países árabes: Líbano, Jordania, Egipto, Túnez y Arabia Saudí.

En el aeropuerto de Túnez-Cartago, este sábado los viajeros se dividían entre consternación y fatalismo.

"La próxima vez, quizás, ¿nos pedirán viajar sin ningún equipaje? ¿Cuál va a ser la próxima decisión? Las cosas cambian todo el tiempo", protesta Harun, un británico con destino a Londres.

"En Londres, acabamos de tener un problema", cuenta Howard Jones, un turista británico, en referencia al ataque que dejó el miércoles cuatro muertos y 50 heridos. "Los problemas están por todas partes. Lo más importante es trabajar juntos", añade.

Estas medidas, que no aplicaron otros países afectados por atentados como Francia, fueron muy criticadas.

Algunos señalan el hecho de que solo se aplican en países musulmanes, otros consideran que para Estados Unidos se trata de una forma de proteccionismo, en un contexto en el que compañías estadounidenses se quejan de la competencia de sus homólogos del Golfo.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines