El vídeo que muestra cómo el cáncer cambia la vida

WTB

Dos personas sentadas, pero que no se pueden ver. A las dos se les hace las mismas preguntas. “¿Qué es lo que más deseas?” “¿Qué te hace feliz?” “¿Qué deseas del futuro?”. A pesar de que tienen la misma edad o apenas les separan unos años de edad, sus respuestas son completamente diferentes.

Uno desea poder crear una empresa que haga videojuegos. Otra, un crucero por las islas griegas. Una chica solo pide sacarse la oposición que se está preparando. A continuación, los que están sentado a su lado piden lo que más quieren, que no tienen nada que ver: “Que se encuentre la cura de todas las enfermedades”. “Que pueda disfrutar de las pequeñas cosas”. “Que pueda pasar  más tiempo con mi familia”.


Los del primer grupo son jóvenes sanos. Los del segundo, son personas o que padecen cáncer o que tienen un familiar que está pasando por tan doloroso trance. Los dos protagonizan el vídeo ‘Las respuestas de estos jóvenes con cáncer os va a cambiar el modo de ver la vida’, una iniciativa del estudio de fotografía Dulcinea Estudios y la Asociación de Adolescentes y Adultos jóvenes con cáncer.

En menos de seis minutos el vídeo consigue concienciar sobre el terremoto vital que supone recibir el diagnóstico de tan terrible mal. Grabado en un elegante banco y negro, recuerda a las grabaciones vitales de desconocidos que se besan, que tan popular se hicieron en 2014.

Su directora es la fotógrafa y directora de arte Paola Calasanz, que el año pasado también grabo un viral de factura similar titulado ‘Miradas’, en el que desconocidos se miraban fijamente y se dejaban llevar por sus emociones. Para crear este sobre el cáncer buscó voluntarios a través de Facebook haciendo una llamada “para un vídeo viral para hacerle preguntas sobre la vida”.
 
Ninguno de los voluntarios supo hasta el momento en el que se puede ver en la grabación que un enfermo de cáncer  iba a contestar las mismas preguntas que ellos. Ni tampoco que los iban a tener tan cerca, apenas medio metro tras una pared, ni por supuesto que iban a compartir plano con ellos.

“No apreciamos la vida hasta que sentimos que la perdemos. Apreciad las pequeñas cosas, pues son grandes cuando nos faltan”, se puede leer al final del vídeo. Toda una lección de vida que después de esta iniciativa, se queda grabada a fuego en nosotros.











Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines