El último parche de la Educación en España

EFE

Si la capacidad de adaptación se valora a la hora de la selección de personal, los estudiantes españoles van a arrasar. Porque el ministerio de Educación ha vuelto a traicionar el concepto de estabilidad. Y ya van… pongan ustedes el número que este blog ya ha perdido la cuenta.

Resulta que ahora, mientras PP y oposición creen estar trabajando por un pacto de Estado educativo, el Gobierno prepara un nuevo cambio de la Lomce para colar in extremis una modificación que tumba la gran propuesta del PP de los últimos tiempos en materia de Educación. Sí, el Ejecutivo de Rajoy está maniobrando a espaldas de su propio grupo parlamentario. Y el resultado, como era de esperar, irá en contra del nivel de exigencia en las aulas españolas. Según ha adelantado El Mundo, el Ministerio de Educación ha redactado un proyecto de real decreto que implica que los alumnos ya no tendrán que sacar como mínimo un 5 en su calificación final para obtener el título de graduado de la ESO.


Si tiene un hijo rondando los 16 años tome nota. Sí, aunque ya estén en el tercer trimestre del curso, les afecta. Esta medida supondrá que, salvo que se alcance un pacto de Estado de aquí a final de curso, los estudiantes podrán pasar al Bachillerato con una nota media de toda la ESO inferior al aprobado y con hasta dos asignaturas suspensas.

La revolución no acaba ahí ya que tampoco tendrán que aprobar la polémica reválida, que, tal y como prometió en octubre Mariano Rajoy, no va a tener efectos académicos hasta que se alcance un consenso entre el conjunto de partidos políticos.

Con la alternancia de partidos en el Gobierno se han puesto tantos parches y remaches a las leyes educativas que el modelo español es más propia de un museo de los horrores que una obra de referencia internacional. Pero en la práctica esta marcha atrás del PP deja la Ley de Educación más cerca de la LOE de Zapatero que de otro modelo posterior dejando en manos del equipo docente la posibilidad de aprobar el curso a alumnos que arrastren suspensos en dos materias siempre y cuando éstas no les hayan impedido “alcanzar las competencias básicas y objetivos de la etapa”.

El caso es que desde 1970 se han sucedido en España hasta siete leyes educativas diferentes.  La Ley General de Educación (LGE) fue la telonera de la Ley Orgánica del Estatuto de Centros Escolares (LOECE), que dio paso a la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE). A partir de ahí se sucedieron la LOGSE, la LOPEG, la LOCE -no llegó a aplicarse- la LOE y la LOMCE. Y ahora un pasito para atrás de nuevo hacia la LOE.

Lean rápido este post, que como tarden un poco se queda desactualizado al entrar en vigor una nueva ley educativa en España.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines