El significado simbólico de ese codo que aparece en la portada de 'Time'

La comentada portada de Time con la persona del año esconde un pequeño detalle que puede que a algunos les haya pasado desapercibido o, si lo han visto, les haya parecido un fallo de Photoshop. Sin embargo, ese codo que puede verse en la parte inferior derecha de la portada y que da la impresión de haberse ‘colado’ en la foto está colocado ahí de manera totalmente intencionada. Simboliza a todas esas víctimas de acoso que no pueden dar la cara.

 El codo de esa víctima anónima que las simboliza a todas puede verse en la esquina inferior derecha. (Foto: Time Magazine vía AP)

Lo explicaba en una entrevista con Buzzfeed News la corresponsal de Time, Charlotte Alter, que reconocía que la inclusión de ese codo en la portada era “totalmente intencional”. Esta fue la forma elegida por la revista para dar hueco a todas esas víctimas anónimas que aún se esconden por miedo al estigma y a las posibles represalias laborales.

Alter explicaba que pese a que el movimiento #MeToo despertado a raíz de destaparse el caso de Weinstein ha conseguido romper con ese silencio de décadas de abusos y acoso, aún hay víctimas para las que es muy difícil presentarse abiertamente.

“Es importante incluir a las personas que deben permanecer en el anonimato por razones profesionales, que no tienen los recursos para capear lo que sucedería si perdieran su trabajo o no pudieran mantener a sus familias”, explica la periodista.

Esta mujer no pudo dar la cara para proteger su identidad y a su familia, pero decidió estar presente de alguna manera como “solidaridad para representar a todos los que no podían hablar”. Por eso decidieron que estuviese presente en parte y simbolizar así los miles de casos como el suyo.

En un artículo Time explica cómo se gestó la decisión de elegir como persona del año a un grupo que han dado en llamar ‘rompedores del silencio’ y cómo la revista reunió en San Francisco a las seis protagonistas de su portada. Ashley Judd, Taylor Swift, Susan Fowler, Adama Iwu, Isabel Pascual –quien cambió su nombre para no ser reconocida–, y esa otra “joven trabajadora del hospital que había volado desde Texas”.

Mujeres que a de distintos ámbitos, raza y condición social que tienen más en común de lo que pueda parecer a simple vista.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines