El secreto para que las vacas sean felices

Mantener a las vacas felices es, según se explica en un artículo reciente, mucho más sencillo de lo que nos podríamos pensar. Claro, que igual la pregunta que hay que hacer es por qué querríamos que las vacas fuesen felices. Y tiene más sentido de lo que parece.

Antes de nada, vamos a explicar a qué se refieren los autores con “tener a las vacas más felices”. Porque es realmente la esencia del trabajo. Lo que pretenden los investigadores es encontrar la manera de conseguir que las vacas estabuladas reduzcan sus niveles de estrés.

[Te puede interesar: ¿Puede la ganadería de vacas ser sostenible?]

Vacas en una granja de Macclesfield, al noroeste de Inglaterra. REUTERS/Andrew Yates
Vacas en una granja de Macclesfield, al noroeste de Inglaterra. REUTERS/Andrew Yates

Los beneficios son obvios. El primero es el bienestar del animal, que es algo que siempre hay que tener en cuenta. Pero es que no sólo se trata de eso. Las vacas con niveles más bajos de estrés producen más leche y son más fértiles. Es decir, son más productivas para el ganadero.

Pero claro, para que este estudio tenga alguna utilidad, los cambios deben ser fáciles de realizar y no demasiado costosos. Y al mismo tiempo, servir para una gran variedad de razas de ganadería. Si no se cumplen estos requisitos, no es viable plantear los cambios.

Lo interesante del estudio es que cumple ambos. La raza empleada se conoce como Nellore, muy empleada en Brasil que es donde se ha llevado a cabo el estudio. Esta raza tiene la particularidad de ser agresiva – comparada con otras vacas – por lo que los estudios que den buenos resultados con ella aseguran buenos resultados en otras variedades más mansas.

En cuanto a los cambios que ayuda a que las vacas sean más felices, son todos muy sencillos. Lo primero es eliminar los colores chillones. No tanto por el color en sí, como por el contraste de luz/oscuridad que pueda percibir el animal. Que es lo que contribuye al estrés.

[Te puede interesar: ¿Por qué las clonaciones de ganado fallan?]

Del mismo modo, las fuentes de agua – los bebederos, vaya – deben tener poco contraste. Esto se consigue o bien incluyendo vegetación en ellos, o simplemente “ensuciando” un poco el agua. De esta manera se eliminan los brillos que se puedan producir.

Hasta aquí todo resulta sencillo. Pero las dos siguientes medidas pueden no serlo tanto, dependiendo de los establos. Los investigadores proponen quitar las vallas electrificadas – los pastores eléctricos, que en realidad son un alambre no muy grueso unido a una batería de poco voltaje – y los perros pastores. Ambos factores estresan mucho al ganado. Pero las alternativas, principalmente vallas de madera de suficiente longitud, pueden ser algo más caras.

Y por último, hay que evitar que las vacas vean trabajar a los ganaderos. Simplemente con poner una pequeña barrera visual, tales como tableros, bastaría. Pero es obvio que esta medida dificulta el trabajo de los operarios, con lo que resulta más difícil de implementar.

Poniendo todo esto en marcha, los investigadores comprobaron una disminución notable de la concentración de cortisol en sangre. Esta hormona está muy relacionada con el estrés fisiológico y juega un papel en las variables de producción de las que hemos hablado antes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente