El secretario de Energía de EEUU sugiere permanecer en el Acuerdo de París

Por Aldo GAMBOA
El secretario de Energía de EEUU, Rick Perry, el 2 de marzo de 2017, en Washington

El secretario estadounidense de Energía, Rick Perry, dijo este martes que Estados Unidos debería permanecer en el acuerdo de París sobre Cambio Climático y renegociarlo, en vez de retirarse de ese entendimiento global para reducir emisiones de gases contaminantes.

"No voy a ir a decirle al presidente que nos vayamos del acuerdo. Pero le diré que probablemente necesitaremos renegociarlo", dijo Perry, el primer funcionario del gobierno de Donald Trump en sugerir la permanencia de Washington en el acuerdo.

En un panel sobre inversiones en energía, Perry criticó especialmente a Alemania, por considerar que mientras cierra usinas nucleares experimenta un aumento de sus emisiones por la utilización de tecnología inadecuada.

"Mi punto de vista es: no firmes un acuerdo y esperes que nosotros permanezcamos en él si no vas a participar de él realmente y ser parte del acuerdo", expresó el secretario estadounidense.

De acuerdo con el funcionario, Estados Unidos está tomando "acciones por un impacto positivo".

Para Perry, "precisamos sentarnos, y ellos precisan ser serios con relación a esto".

Ya durante la campaña electoral, Trump había sugerido un retiro de Estados Unidos del acuerdo global alcanzado en París y que obliga a los países a mantener un plan sostenido de reducción de emisiones.

Más allá del acuerdo de París, Trump nunca escondió que no cree en el cambio climático, y llegó a considerarlo "un rumor lanzado por China".

Al mismo tiempo, prometió reducir drásticamente la contribución estadounidense a los programas de Naciones Unidas relacionados al cambio climático.

Poco después de asumir la presidencia, Trump se comprometió con la reactivación de la industria del carbón, que durante los años del presidente Barack Obama había sido minimizada como parte de los compromisos de reducir las emisiones.

- Divergencias -

Sin embargo, el portavoz de la presidencia, Sean Spicer, dijo a fines de marzo que el presidente adoptaría una decisión definitiva sobre la permanencia o no en el Acuerdo de París antes de la cumbre del G7, que se realizará el 26 y 27 de mayo en Taormina, Italia.

"Actualmente estamos examinando cuestiones relacionadas con el acuerdo y esperamos llegar a una decisión de aquí a la cumbre del G7 (en Italia) a finales de mayo, si no antes", dijo Spicer.

En tanto, el nuevo director de la Agencia de Protección Ambienta (EPA, en inglés), Scott Pruitt, defendió hace dos semanas que Washington simplemente se retire del acuerdo.

"Para mí, Estados Unidos debe salir", dijo Pruitt durante una entrevista, por considerar que se trata de "un mal negocio para Estados Unidos" permanecer atado a los compromisos de ese acuerdo.

El tema aún genera divisiones dentro su administración. El jefe de Estrategia de la Casa Blanca, Steve Bannon, es proclive a una retirada, tal y como propuso Pruitt, pero el secretario de Estado, Rex Tillerson, expresidente de la petrolera ExxonMobil, defiende el acuerdo.

La posición de Tillerson es apoyada por el matrimonio de Ivanka Trump y Jared Kushner -la hija y el influyente yerno del presidente-, a quienes Trump siempre escucha, según fuentes citadas por medios estadounidenses.

ExxonMobil, que apoya el pacto de París, envió en marzo una carta a la Casa Blanca en la que reiteró su posición, afirmando que "Estados Unidos está en buena posición para ser competitivo en el marco de ese acuerdo".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines