El robot rescatador

Cerca del Puerto de Barcelona descansan los restos del pesquero hundido esta semana.: "Estamos a 154 metros, esto es la proa del pesquero"El Fairell"", nos enseñan en una pantalla. Demasiada profundidad para los buzos. Por eso sólo un robot podía buscar y recuperar los cuerpos de los marineros desaparecidos. Marcos Gómez, el técnico robot submarino "Comanche", nos explica:  "Hay que tener mucho cuidado con cabos y redes para no engancharse". Este centro de control instalado en el buque de rescate "Clara Campoamor" ha realizado esta tarea lenta y compleja. "La previsión es al milímetro,  para maniobras de alta precisión", afirma. El robot tuvo que utilizar esta cesta para subir los cuerpos a la superficie en una misión que duró unas 30 horas. "En el fondo del mar es complicado el rastreo porque la visibilidad es muy poca. Y ahí aparecieron los dos cadáveres que no estaban lejos el uno del otro", nos dice Juan Ortiz, capitán buque Salvamento Marítimo "Clara Campoamor". lvamento Marítimo ha coordinado toda la operación de rescate. También desde el aire con helicópteros y  el apoyo de otros cuerpos como la Guardia Civil. José Antonio Barrios, guardia civil nos cuenta qye cuando ellos encuentran algo lo comunican a Salvamento Marítimo."Al final es a base de meter horas y tener suerte claro", asegura Juna Ortiz.  Misiones complejas en las que la paciencia y el tesón son fundamentales.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines