El rancho del unicornio tenaz: un idílico refugio para personas trans en Colorado

Jesús Del Toro
·4 min de lectura

Las opciones para personas transexuales en necesidad no abundan, pero un rancho de alpacas en Colorado se ha convertido en un pequeño pero singular refugio para un colectivo LGBTQ+ que ha conseguido construir un hogar autosustentable y esperanzador.

Se trata, según el relato de Vice del Tenaciuos Unicorn Ranch (que podría traducirse como Rancho del Unicornio Tenaz), dedicado a la crianza de alpacas y a la explotación de su lana, que en forma de hilaza y estambre vende en el portal de comercio electrónico Etsy.

Alpacas a las que se les ha cortado recientemente el pelo. La comunidad LGTBQ del Rancho del Unicornio Tenaz, en Colorado, comercializa lana de alpacas vía internet. (Reuters)
Alpacas a las que se les ha cortado recientemente el pelo. La comunidad LGTBQ del Rancho del Unicornio Tenaz, en Colorado, comercializa lana de alpacas vía internet. (Reuters)

El rancho produce su propia electricidad mediante sistemas de gas, solares y eólicos y no está conectado a la red eléctrica. Los residentes han construido por sí mismos las estructuras del lugar, tienen una conexión de internet vía satélite (un tanto lenta, según cuentan) y crían una manada de unas 100 alpacas. “Estamos haciendo básicamente todo lo que yo siempre quise hacer… Para ser justo, fue una decisión muy fácil de hacer”, dijo Nelson, que vive en el rancho desde 2019 luego de que se enteró de su existencia en Twitter y decidió solicitar su ingreso a la comunidad.

El Rancho Unicornio Tenaz fue concebido luego de que Donald Trump ganó la elección presidencial en 2016 y muchos comenzaron a percibir una creciente hostilidad de parte de la administración federal en contra de las personas trans, cuenta Vice. Ante ello, Penellope Logue y el resto de los fundadores del rancho lo concibieron como una suerte de utopía, un refugio donde personas trans pueden vivir apartados de la presión social y oficial y concentrarse en actividades que les provean un modo de ganarse la vida y al mismo tiempo les ofrezca satisfacción personal y grupal.

La creación de ese rancho parte de la propia experiencia personal de Logue, pues cuando en la adolescencia, en la década de 1980, asumió su identidad trans, también enfrentó severo rechazo y hostilidad, al grado de que se le “empujó de nuevo al closet”, según contó. Pasó varios años en el ejército y, finalmente, luego de una larga terapia finalmente liberó su identidad transgénero a los 36 años de edad.

Y aunque los tiempos eran un poco distintos entonces, la hostilidad que enfrentó seguía siendo considerable. Así, hace unos años se topó con la posibilidad de tener su propio rancho, vendió su casa y junto a dos socias alquiló una propiedad rural y se hizo de una manda de alpacas.

Vendiendo la lana de los animales han logrado obtener ingresos y también han obtenido donaciones y recibido a nuevos inquilinos. Pero los costos de alquiler eran altos y cubrirlos les resultaba difícil. Pero la comunidad del rancho creció, llegó a ocho personas y, finalmente, en diciembre de 2019 compraron una nueva propiedad, situada de acuerdo a Vice a una hora y media en automóvil de Pueblo, Colorado.

La mudanza de personas, alpacas y pertenencias se realizó de manera un tanto complicada, con 19 viajes a través de Colorado, pero los impulsores del Rancho del Unicornio Tenaz ha mostrado en efecto su tenacidad y han hecho realidad su sueño: crear un refugio para una comunidad trans que vive de modo independiente de la crianza de alpacas, a las que han añadido patos, ovejas y trabajo en colaboración con grupos amish cercanos.

Los habitantes de ese rancho se sienten afortunados y desean ayudar a más gente. Longue comentó que a causa de la pandemia de covid-19 ha recibido una creciente cantidad de llamadas de personas LGBTQ que buscan un refugio, sobre todo por carecer de otras alternativas. “Ha habido una enorme pérdida de empleos, pero las personas que logran recuperarlos no son las personas trans. No nos están eligiendo”, comentó Logue.

Ante ello, y con el impulso de donaciones captadas vía GoFundMe, la comunidad del Rancho del Unicornio Tenaz planea crear condiciones para recibir a 20 nuevas personas LGBTQ, ofreciéndoles no solo un refugio sino también empleo y la posibilidad de rehacer su vida con libertad y solidaridad y sin discriminación ni acoso.

“Lo que al final queremos ofrecer a la gente es paz mental, se tiene un lugar donde estar, comida, cosas que hacer… Nunca tuve una red de apoyo, ese amor real y comprensivo de la gente. Y no puedo esperar a ampliar eso y a ponerlo al alcance de más personas”, contó Nelson, quien es parte de la utopía del Rancho del Unicornio Tenaz.