El pueblo español de 500 habitantes con más de 3.000 coches eléctricos

·4 min de lectura
Imagen general de Patones, localidad situada en la Sierra Norte de Madrid. Foto: Getty Images.
Imagen general de Patones, localidad situada en la Sierra Norte de Madrid. Foto: Getty Images.

Patones. Hay que situarlo en el mapa, o mejor aún, recurrir a Google para ubicarlo. Este minúsculo municipio ubicado en la Sierra Norte de Madrid con apenas 539 habitantes censados (datos de 2020), ostenta un inesperado récord: es el que más coches eléctricos tiene registrados por habitante de todo el país. Y la victoria no es pírrica: es por auténtica goleada. Por sus cuestas y angostas calles circulan muchos Tesla y similares, o al menos eso es lo que dicen las estadísticas. Según la Dirección General de Tráfico, son más de 3.000 vehículos de cero emisiones. 

Uno podría pensar que sus habitantes están muy concienciados con el medioambiente o que son unos adelantados en el proceso de descarbonización, pero los datos crujen cuando se comparan con el número de habitantes antes citados. Recordemos: 3.000 coches eléctricos para una población censada de medio millar de habitantes, una tasa de unos cinco coches eléctricos por habitante. Y las cifras no engañan. Pero la paradoja se eleva a lo absurdo cuando descubrimos que en el citado municipio ni en sus alrededores existe ni un solo cargador para coches eléctricos. ¿Qué está sucediendo aquí?

Un ‘paraíso fiscal’ de chapa y baterías

En ElConfidencial han recorrido sus calles preguntando a los lugareños si son conscientes de ese dato y la respuesta es unánime: no conocen un solo vecino con un VE (vehículo eléctrico). “Como mucho, el vecino de Torremocha de Jarama que viene todas las semanas a comprar carne”, explica uno de los consultados. Pero este municipio cuenta con dos elementos que pueden justificar estos sorprendentes datos: el primero, está ubicado a menos de una hora de Madrid, y el segundo, pero más importante, Patones cuenta con un impuesto de circulación bajísimo en comparación con la capital.

Los vecinos de Patones no han visto muchos coches eléctricos circulando por sus calles. Foto: Getty Images.
Los vecinos de Patones no han visto muchos coches eléctricos circulando por sus calles. Foto: Getty Images.

Y no son los particulares de otros municipios los que se empadronan para beneficiarse de esta rebaja, sino las grandes empresas de alquiler de vehículos y renting que han ideado una curiosa solución: abrir mini delegaciones en Patones y municipios similares. No hay trampa, sino picaresca o al menos una gestión eficiente de los costes desde el punto de vista de estas empresas a las que el domicilio fiscal de la flota no les preocupa que esté en una ciudad u otra. 

El dato de la ’electrificación’ de la flota de Patones ha saltado a los titulares, pero en realidad esta práctica viene de lejos con cualquier tipo de vehículo y motorización.

La eliminación de los distintivos provinciales fue determinante

El punto de inflexión que propició este ‘dumping’ fiscal en el impuesto de circulación tuvo lugar en el año 2002. En aquel momento en España se eliminaron los distintivos provinciales de las matrículas y, en consecuencia, nadie podía saber si el coche que circulaba era de Barcelona o de Patones. Esta circunstancia propició que muchas empresas de alquiler de coches y renting ubicaran direcciones fiscales en pequeños municipios con altas bonificaciones en la matriculación del vehículo. 

Si el dato de Patones es llamativo con respecto a los Tesla y similares, se queda en nada si lo comparamos con Aguilar de Segarra: este minúsculo municipio barcelonés bate todos los récords con hasta 252 coches por habitante (de combustión, se entiende).

A Elon Musk le encantaría veranear en este pueblo español
A Elon Musk le encantaría veranear en este pueblo español "plagado" de coches eléctricos... o tal vez no. Foto: Getty Images.

Pero que nadie piense que los ayuntamientos de estos pueblos agraciados con el gordo de los coches no sabe de qué va la historia: gracias a esta política sus arcas reciben una importante aportación económica que recae directamente en sus ciudadanos. Pabellones deportivos, piscinas… cualquier inversión extra es explotada debido a la necesidad de unas arcas que apenas tienen variaciones. 

En el caso concreto de Patones, el 10 % de su presupuesto proviene directamente del IVTM (impuesto de circulación), lo que permite al municipio tener sus cuentas saneadas. Sin embargo y como cabría esperar, las corporaciones afectadas (principalmente Madrid y Barcelona), están ya moviendo hilos para acabar con estos ‘paraísos fiscales’ ¿Lo lograrán?

También te puede interesar:

VIDEO | Lanza su pelota de golf a más de 140 km/h y es atrapada por un rayo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente