Sánchez promete a los barones que no se verán perjudicados por Cataluña

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha tendido este sábado la mano al PP para que sume al diálogo para la resolución del conflicto político en Cataluña y lo ha hecho porque "aquí no sobra nadie, tampoco la oposición". En su intervención ante el Comité Federal del PSOE, Sánchez, que ha hecho esta oferta 48 horas antes de su reunión con el líder del PP, Pablo Casado, ha defendido para Cataluña el diálogo basado en tres principios, el primero de ellos "la búsqueda de soluciones compartidas y viables que representen a una mayoría de catalanes". En segundo lugar, Sánchez ha apelado al fortalecimiento de la estabilidad política en España y Cataluña para que ese diálogo sea "duradero y fructífero" y, finalmente, ha abogado por lograr una "confianza creciente" entre los interlocutores abordando primero asuntos en los que las posiciones estén más cercanas.